Más noticias

“Oso” gigante

<p>¡Grande! El himno cubano sonaba en el gimnasio de judo, pero yo escuchaba el de Honduras. Luis Morán, cojeando, se subió a recibir la medalla, disfrazada de plata. Óscar Bryson se subió en la grada más grande.</p>

/

¡Grande! El himno cubano sonaba en el gimnasio de judo, pero yo escuchaba el de Honduras.

Luis Morán, cojeando, se subió a recibir la medalla, disfrazada de plata. Óscar Bryson se subió en la grada más grande.

“El Oso” se quedó con el segundo lugar, pero mereció 100 medallas de oro. Sumó la primera para el país en más de 100 kilogramos.

Ayer ganó la presea plateada con una lesión en la pierna izquierda. Fue una locura.

Morán participó en estos Juegos de Cartagena recién operado, solamente con eso ya había cumplido. Expuso su físico, su rodilla y su carrera como judoca.

Los médicos le decían que competir en esta justa era “clínicamente imposible”.

Pero Morán desafió la medicina y le dio un triunfo histórico al país. Toda la afición reconoció su esfuerzo con aplausos.

La pelea

Los ojos de Morán tenían hambre de gloria. Su mirada, de matador.

Le soltó un gruñido a su rival y lo quedó viendo fijo a los ojos. Min. 0: soltaron a las bestias. Parecía que el catracho iba a ganar este combate.

Tiró dos veces al cubano, tercer lugar del mundo y campeón panamericano.

Pero al minuto y 52 segundos llegó el martirio para Morán. Bryson lo abrazó con todo sus fuerzas, lo dobló, le dio vuelta y haló de la pierna lesionada a nuestro judoca.

Lo dejó inmovilizado. En ese momento tenía ganas de ayudarlo…

Morán gritó del dolor. Fue angustioso verlo así, impotente y con las ganas de seguir luchando. Como cuando un león lucha contra los cazadores.

Los médicos cancelaron el combate y se esfumaron las ilusiones de oro. Cayó como los grandes. Su rival le extendió la mano y lo ayudó a salir del tatami.

“Morán, Morán, Morán”, exclamaban en las gradas. La selección de fútbol y las tenistas lo fueron a apoyar. Izza Medina lloró y el entrenador de la Bicolor, Óscar Salgado, lo felicitó. Su entrenador, el cubano Óscar Tayack, le dijo: “En los Panamericanos le ganamos”.

/home/laprensa/imagenes/fotos/2006/interiores/21039.jpg

Morán es el único hondureño que se ha subido al podio en estos Juegos.Fotos Carlos Pérez

Quería continuar

El hondureño confesó que deseaba seguir en la pelea. “No me importaba mi pierna, quería el oro, pero pararon la pelea”, expresó Morán mientras era atendido por los doctores.

Dice que cuando lo doblegaron, sintió temor. “Se me salió la rodilla, quedé inmovilizado, la doctora me quitaba la rodillera y yo estaba sufriendo”.

Ahora espera que su logro traiga mejor suerte para Honduras.

“Esto se lo dedico a la delegación hondureña, para que se inspire y siga ganando medallas para el país. Le agradezco a los futbolistas que llegaron a apoyarme. No gané la medalla de plata, sino que perdí la de oro”.

¿Por qué se expuso al combatir lesionado? “Lo hice por Honduras”. A mí se me erizó la piel.

Datos

Luis Morán venció al mexicano Hugo Zepeda en su primer combate en 10 segundos y al venezolano Luis Salazar en siete.

Posiciones:

Óscar Bryson (Cuba)

Luis Morán (Honduras)

Leonel Ruiz (Venezuela)

Joel Brutus (Cuba)

Logros de Morán

Darwin Colón podría conseguir hoy la segunda medalla para Honduras en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Cartagena.

La joven promesa compite en decatlón y ayer registró el tercer lugar.

Otra oportunidad de medalla la tendrá la Sub’21 que enfrenta a Colombia.