Más noticias

Javier Cruz: “Quiero jugar en el Real España”

Javier dice que quiere superar lo que su padre Wilmer "El Superman" Cruz hizo durante su carrera. Con 15 años es titular indiscutible en el Atlético Municipal, equipo que dirige el ex guardameta.

“Hijo de tigre sale pintado”, señala un famoso dicho. Javier Cruz nos hace recordar al portero que defendía los colores de Real España, Motagua, Platense, Independiente, Deportes Savio, Victoria y la Selección Nacional. ¿Y cómo no? Aquel que con sus lanzadas y atajadas nos impresionaba es su padre Wilmer Cruz.

Javier, mejor conocido en Santa Cruz de Yojoa como “Pajarito”, ya se mueve en el mundo futbolero. Con 15 años es titular indiscutible en el Atlético Municipal de su ciudad natal, donde además ya ha jugado 36 partidos consecutivos entre Liga Mayor y Liga de Ascenso.

“Me siento satisfecho, he trabajado desde muy niño para ser un buen portero. Ahora se me ha dado una buena oportunidad y la quiero aprovechar”, dijo el arquero, que ya comienza a hacer de las suyas en los estadios del país.

El sueño de Javier es llegar a la Liga Profesional de Honduras. Quizás enfilarse en uno de los equipos grandes del país.

El joven futbolista tiene sus preferencias y busca cumplir sus objetivos personales.

“Siempre que llego al entrenamiento me esfuerzo, doy todo lo mejor de mí para llegar y estar en un equipo grande. Me encantaría jugar en el Real España y superar lo que hizo mi papá cuando estuvo ahí”.

Desde que comenzó su carrera, el portero catracho ha contado con los consejos de su padre Wilmer Cruz, que es el director técnico del Municipal, además de ser el asistente técnico y el preparador de porteros.

“La experiencia de mi padre me ha ayudado mucho. Siempre me motiva para seguir adelante. Eso sí, me dice que mantenga los pies sobre la tierra. Trabajo para superar un día todo lo que él logró. Eso es lo que él también quiere”.

Su titularidad no tiene nada que ver con que por sus venas corra la misma sangre del ex portero Wilmer Cruz.

“Me he ganado la titularidad trabajando. No tiene nada que ver que mi papá sea el entrenador. Tengo dos años de estar en el Atlético Municipal”, explicó.

Para todo futbolista defender los colores de la Selección Nacional es un honor. Para Javier Cruz también lo será, pero, como él mismo dice: “Todo a su debido tiempo”.

El juvenil heredó de su padre la pasión por el fútbol. Ambos lo viven con la misma intensidad y caminan de la mano en este mundo.