Más noticias

Honduras se despide del Mundial Sub-17 con la frente en alto

La Bicolor ganaba con un golazo de Velásquez, pero Suecia logró remontar en el segundo tiempo (1-2).

Al Ain City, Emiratos Árabes Unidos.

Qué difícil fue ver cómo seis fatídicos minutos esfumaron nuestros sueños de ser semifinalistas en el Mundial Sub-17 de Emiratos Árabes. El fútbol es así, premia los goles y no solo el pundonor y la garra. No hay reproches, solo debemos decir: ¡Gracias pequeños Gigantes por dejar el nombre de Honduras tan en alto!

La Bicolor se paró en la cancha del estadio Khalifa Bin Zayed con la misma confianza y personalidad que demostró frente a los uzbecos en octavos de final. Amparados en la conducción de dos jugadores desequilibrantes como Brayan Velásquez y Rembrandt Flores para llegar hasta la meta de Sixten Mohlin.

Incómodos con el dominio hondureño, los suecos comenzaron a hacer valer la diferencia física. Al minuto 25 tocaron las puertas del gol tras un tiro de esquina de Elias Andersson, que cabeceó Gustav Engvall, el balón rebotó en el travesaño y picó a centímetros de la línea de la portería defendida por Cristhian Hernández. ¡Nos salvamos!

La respuesta de Honduras fue más certera. Al 36, la rápida salida de Hernández le permitió a Flores tomar ventaja en velocidad y asistir con gran categoría a Velásquez, quien corría por el costado izquierdo. El número 7 catracho encaró, hizo el recorte, metió el caño y dejó atrás a Rakip, después, casi cayéndose punteó el esférico ante el cierre del defensa Johan Ramhorn. ¡Golazo!

Hasta aquí, las semifinales parecían una realidad...

En la segunda mitad del partido Suecia siguió con sus intenciones de dominar el balón, solo que esta vez aparecerían las ocasiones que no tuvo en el primer tiempo.
Su fútbol práctico combinado con la potencia de sus dos referente en ataque, Berisha y Engvall pusieron en constantes aprietos a la defensa comandada por el capitán Luis Santos.

El rival nos desgastó. Retó a nuestro pundonor, aprovechó las desconcentraciones y literalmente nos mató en un abrir y cerrar de ojos.

Cuesta arriba, Suecia logró la igualdad en el marcador al minuto 68, cuando desde el borde del área, en una muy buena combinación, Citaku filtró un balón espectacular, precioso, entre dos defensas y Rakip, a la altura del punto de penalti, se la cruzó a Hernández para poner el 1-1.

Dubái y semifinales se alejaban después de 68 gloriosos minutos. Fortalecido con el gol, Suecia aplicó la inyección letal. Al 74, un centro por izquierda de Anton Saletros terminó en un “taquito” de Berisha dentro del área. ¡De lo mejor del torneo!

José Valladares, que había refrescado la ofensiva con el ingreso de Jorge Bodden en lugar de Carlos Palacios más la inclusión de Steven Ramos volvió a mover el tablero haciendo ingresar a Kevin López en sustitución de Álvaro Romero. Méritos para el “Roberto Carlos” hondureño, nunca se rajó ante Citaku ni ante ningún adversario.

En el tramo final Honduras fue más gallardía que buen fútbol, pero le bastó como para tener una última opción al minuto 80, luego de un zurdazo de Flores que rebotó en Jorge Bodden, quien estuvo cerca de volver a convertirse en el héreo catracho. Pero esta vez no se pudo.

Eso sí, estos guerreros catrachos nunca bajaron los brazos ni dejaron de correr e intentar la paridad. La derrota era inminente hasta que el pitazo final de Abdulrahman Abdou la convirtió en realidad.

Caímos con la frente en alto y le demostramos al Mundo que la historia se escribe con H. A ustedes, héroes nacionales, ¡Gracias!

FICHA TÉCNICA:

HONDURAS: Christian Hernández, Luis Santos, Anoal Hernández, Kevin Álvarez, Álvaro Romero (Kevin López, min.80), Devron García, Christopher Alegría, Bryan Velásquez, Isaac Borjas (Steven Ramos, min.68), Rembrandt Flores y Carlos Palacios (Jorge Bodden, min.57).

SUECIA: Sixten Mohlin, Sebastian Ramhorn, Johan Ramhorn, Noah Sonko, Linus Wahlqvist, Elias Andersson, Valmir Berisha, Erdal Rakip, Gentrit Citaku (Anton Saletros, min.71), Gustav Engvall (Viktor Nordin, min.83) y Mirza Halzadzic (Carlos Strandberg, min.71).