Aleksander Ceferin, presidente de UEFA, vuelve a atacar a Real Madrid, Barcelona y Juventus y arremete contra Florentino Pérez

"No me importaría que Real Madrid, Barcelona y Juventus se fueran", declaró el mandatario.

El presidente de la UEFA, Aleksander Ceferin, volvió a atacar al Real Madrid, el Barcelona y la Juventus.
El presidente de la UEFA, Aleksander Ceferin, volvió a atacar al Real Madrid, el Barcelona y la Juventus.

Berlín, Alemania.

El presidente de la UEFA, Aleksander Ceferin, redobló sus ataques contra los tres clubes impulsores de la Superliga y dijo que no le importaría que el Real Madrid, el Barcelona y la Juventus se apartasen de la UEFA y calificó a sus respectivos directivos de "incompetentes".

"No me importaría que se fueran, resulta muy divertido que quieran crear una nueva competición y el mismo tiempo quieran jugar esta temporada la Liga de Campeones. No pueden jugar en nuestra competición y luego comenzar la suya propia", dijo Ceferin en una entrevista que publica este fin de semana la revista "Der Spiegel".

En este sentido, lamentó que haya leído que estos tres clubes están "pagando a grupos de presión" para desacreditar a la UEFA influyendo "en periodistas y políticos". "Eso es una locura", aseveró.

Los tres clubes, según Ceferin, "tienen simplemente jefes incompetentes". "Esos tipos han intentado matar el fútbol", subrayó. Los equipos se quejan, según Ceferin, de que los salarios son demasiado altos pese a que son ellos mismos los que han negociado los contratos. "Se quejan de que los sueldos son demasiado altos, pero ¿quién firmó esos contratos? Yo no", advirtió.

ATAQUE CONTRA FLORENTINO

Ceferin, por otra parte, calificó de inconsecuente que el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, "se lamente y diga que el club solo puede sobrevivir con una Superliga y luego intente fichar a Kylian Mbappé por 180 millones de euros".

"Tal vez fue bueno que todo sucediese de la forma en que lo hizo. Los aficionados les han dado una lección a estas personas", añadió el mandatario.

Ceferin fue claro al decir que si los doce equipos que firmaron inicialmente la Superliga "dejaran la Liga de Campeones, el torneo seguiría existiendo". "Eso sí, sería más pequeño y habría menos dinero para distribuir", apuntó.

"Pero, ¿cuál es realmente el problema de estos clubes de la Superliga? Tendrían lo mismo los ingresos que les ofrecemos, con la diferencia de que nosotros compartimos el dinero con todos. UEFA distribuye nuevamente el 93,5 por ciento de todos los ingresos nuevamente. Todas las otras agencia mantendrían al menos el 10 por ciento para ellos mismos. Estas personas han intentado acabar con el fútbol", sentenció.

Por otra parte, Ceferin afirmó que fue amenazado telefónica por un asesor de la Superliga que le sugirió que la competición fuera organizada por la UEFA; cuando el dirigente rechazó la idea le dijo que los clubes interesados tenían mucho dinero e influencia y que iban a demandarlo si no cedía.

Ceferin también planteó algunas reformas del Fair Play financiero en el que se impondría un pago obligatorio a los clubes que rebasen cierto límite en el gasto. Los ingresos de esos pagos deberían ser repartidos entre los otros clubes. "En el futuro queremos hablar de un balance competitivo más que de fair play", dijo.

CON AYUDA DE AL-KHELAIFI

Finalmente, descartó que Nasser Al-Khelaïfi, presidente del Paris Saint-Germain francés, haya sido el gran favorecido de esta crisis. "Personalmente, Al-Khelaïfi no se ha beneficiado mucho, el fútbol ganó porque él nos apoyó", remarcó.

"Me impresionó que nos apoyara de esa manera. La opinión pública predominante fue que los propietarios de clubes nuevos ricos querían la Superliga, pero resultó que eran principalmente tres presidentes de clubes europeos los que nos atacaron. Y un presidente de club no europeo se mantuvo fiel a nosotros, junto con el Bayern Múnich y el Borussia Dortmund", zanjó.

La Prensa