¿Hubo insulto racista? Filtran la verdadera historia de lo ocurrido en el Honduras-Alemania en Japón

En dicho partido amistoso los alemanes denunciaron un acto de racismo de un jugador hondureño.

Honduras y Alemania jugaron un partido amistoso en Japón previo al inicio de los Juegos Olímpicos.
Honduras y Alemania jugaron un partido amistoso en Japón previo al inicio de los Juegos Olímpicos.

San Pedro Sula, Honduras.

La noticia del supuesto acto de racismo en el partido amistoso de la Sub-23 de Honduras contra Alemania ha dado la vuelta al mundo. Los europeos denunciaron el hecho y decidieron abandonar la cancha a minutos del final del encuentro de preparación previo al inicio de los Juegos Olímpicos en Tokio.

Mucho se ha hablado de la situación que se vivió en el encuentro disputado en suelo asiático. El jugador alemán Jordan Torunarigha, defensa con ascendencia nigeriana, aseguró a sus compañeros y cuerpo técnico de la selección teutona que recibió un insulto racista por parte de un futbolista catracho. El partido se suspendió en el minuto 86 tras lo sucedido.

Horas más tardes se ha conocido la verdadera historia de los sucedido en el campo. Así lo cuenta el periodista Eduardo Solano, corresponsal de Diario La Prensa, a través de su cuenta de Twitter.

PASO A PASO

1). Les cuento un poco de lo que sucedió en el juego y que originó las acusaciones de racismo, en contra de un jugador hondureño. La situación empezó a degenerarse debido a la actuación del árbitro central, quien omitía ciertas acciones para ambos lados, lo que calentó los ánimos”.

2). Al minuto 86, ya el partido estaba dañado, al mismo tiempo que ellos pegaban; lo hacían los nuestros, uno de los más agresivos era “la víctima” Jordan Torunarigha; de origen nigeriano y jugador del Hertha BSC, el defensor aleman le dio una fuerte patada a un jugador hondureño”.

3). Lo que desató una muy acalorada discusión, en la que el aleman se llenó la boca gritándole: “Fuck You” repetidas veces al futbolista nacional, en el intercambio verbal, el europeo perdió la cabeza, cuando según el se le llamó “Monkey”, por lo que casi se van a los golpes”.

4). Por supuesto, que el jugador hondureño que corrió esta frase NO es un Garifuna; nunca podría ser. En ese momento, los entrenadores abandonaron el área técnica, siendo el técnico aleman quien retiró su equipo y decidió el final del partido. El ofendido se marchó entre lágrimas”

5). Dentro de los jugadores, se le sugirió a Falero y al gerente de la H, el ir al camerino aleman y pedir disculpas por lo ocurrido, las cuales fueron aceptadas a medias por los europeos, quienes explicaron que ese tipo de insultos ya le habían sucedido a Torunarigha en Alemania”.

6). El técnico de Alemania agradeció el gesto de nuestra representación, quienes se vieron sorprendidos por los incidentes ocurridos, la esperanza es que todos aprenderán de esto y que este malentendido acabó allí y no llegará a otras instancias”.

La Prensa