Melissa Pastrana y Shirley Perelló, las árbitras que enaltecen a Honduras

Las catrachas se preparan para dirigir en el torneo femenino de fútbol de los Juegos Olímpicos de Tokio, Japón.

Melissa Pastrana y Shirley Perelló pronto se irán a los Juegos Olímpicos de Tokio y se preparan al máximo.
Melissa Pastrana y Shirley Perelló pronto se irán a los Juegos Olímpicos de Tokio y se preparan al máximo. /

San Pedro Sula, Honduras.

En Honduras existen muchas profesiones donde los hombres dominan, una de esas es el fútbol. En todas sus ramas se cuentan por montones los varones que destacan tanto en el ámbito nacional como internacional.

Pero hay un ámbito en especial donde la mujer comienza a tener el protagonismo e incluso ha sobrepasado por mucho el desempeño de sus pares hombres.

Hablamos del arbitraje, en el cual Melissa Borjas Pastrana y Shirley Susana Perelló han sobresalido increíblemente en este mundo, que hace menos de 15 años era una profesión exclusivamente para hombres. Ellas fueron de las primeras damas en abrir la puerta para que otras mujeres iniciaran su incursión en el mundo de los silbantes.

Melissa y Shirley01(800x600)
Ambas catrachas haciendo las pruebas con el VAR en las semifinales del Mundial de Francia 2019.

Sus grandes actuaciones le han valido para ser nombradas internacionalmente para impartir justicia en varios torneos internacionales, como mundiales de fútbol femeniles, y próximamente en los Juegos Olímpicos de Tokio, Japón.

SU CRIANZA FUE FUNDAMENTAL

Sus vidas se desarrollaron en ambientes diferentes, Shirley, asistente, nació y creció en el populoso barrio de Pueblo Nuevo, en Puerto Cortés, y Melissa, árbitra central, en la capital del país, Tegucigalpa. Ambas contaron que su niñez se desarrolló con toda normalidad, crecieron rodeadas de amor y cariño.

Melissa y Shirley02(800x600)
Fueron premiadas en 2020 por la Fifa por su participación en el mundial femenil de Francia en 2019 junto con la estadounidense Felisha Mariscal.

Melissa relató que una de sus etapas de mayor felicidad fue la niñez. “Mis primeros años los disfruté, fueron totalmente sanos, compartida con mis hermanos y vecinos de mi colonia. Además, siempre viajaba en vacaciones con toda mi familia a Morolica, Choluteca, de donde es oriunda mi familia materna”.

Melissa Borjas estudió en la escuela San Jerónimo Emiliani, su secundaria en el Técnico Abelardo Fortín y su bachillerato en el instituto Vicente Cáceres.

Melissa Pastrana arbitra(800x600)
Melissa da instrucciones a las capitanas de Canadá y Estados Unidos en el Premundial Sub-20 2019.

Posteriormente ingresó a la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, donde se graduó de licenciada en Administración de Banca y Finanzas.

Por su parte, la porteña Perelló estudió en la escuela 11 de Junio de Pueblo Nuevo y su secundaria en el emblemático instituto Franklyn Roosvelt de Puerto Cortés. Actualmente estudia Relaciones Industriales en la Universidad Tecnológica de Honduras.

Shirley nos dijo que tiene vivo el recuerdo de su infancia, fue muy feliz y rodeada de su familia y amigos que cosechó durante esa etapa en Pueblo Nuevo, Cortés. “Considero que tuve una infancia normal. Mis padres estuvieron casados durante 20 años, nos criaron muy bien a mí y a mis cinco hermanos, no me puedo quejar”, expresó.

Melissa Pastrana arbitra0(800x600)
Melissa Borjas Pastrana es originaria de Tegucigalpa y tiene 34 años. Es árbitra desde 2008. Se graduó de Administración de Banca y Finanzas.

CON SANGRE DE JUEZ EN LAS VENAS

Para la capitalina Melisa, su principal inspiración para incursionar en el arbitraje fue su tío Carlos Pastrana, un árbitro profesional que pitó a nivel de la Liga Nacional de Honduras y que destacó a nivel internacional, ya que dirigió en el Mundial de Sudáfrica 2010 como línea.

La central relató que nunca se imaginó llegar a ser árbitra profesional. “Nunca me vi ejerciendo esta profesión, siempre pensaba que me iba a dedicar a lo que estudié en la universidad, pero gracias a mi tío Carlos y a mi esfuerzo estoy aquí ahora”, contó.

Melissa Pastrana arbitra01(800x600)
Melissa es sobrina del reconocido árbitro exmundialista Carlos Pastrana.

En lo que respecta a Shirley Perelló, nos relató todo el proceso que la llevó a decidirse por el arbitraje, cuenta que fue apoyada por su padre Sergio Perelló, un árbitro que dirigió en las ligas menores en Puerto Cortés.

“Antes de ser árbitra yo quería ser futbolista, jugué federada en varios equipos en Puerto Cortés. Unas vez fui al estadio Olímpico a realizar un entrenamiento con mi equipo femenil. Ese mismo día estaban varios árbitros de varios municipios del departamento de Cortés recibiendo un curso; entre ellos, un amigo de mi padre, que me preguntó si me gustaría ser árbitro, yo rechacé la oferta; pero después le conté a mi padre lo sucedido. Él me convenció. Desde ese momento me nació el amor por el arbitraje. Desde el primer día que inicié mi preparación estuvo apoyándome a mí y a mi hermano en cada prueba que realizamos”.

Shirley Perello02(800x600)
Shirley Susana Perelló nació en Puerto Cortés en 1986 y tiene 35 años. Es árbitra asistente desde 2008. Estudia Relaciones Industriales en la UTH.

DOLOROSO CAMINO AL ÉXITO

Incursionar en una profesión dominada por hombres es difícil para una mujer, incluso para muchos hombres; pero para Melissa Borjas Pastrana no existen barreras ni obstáculos que una mujer decidida no pueda sobrepasar. Nos narró que en Honduras es muy difícil para una mujer salir adelante debido al nivel de violencia que vive el país, lo cual se combina con la falta de oportunidades simplemente por el hecho de ser mujer.

Pastrana relató que “los primeros años en el arbitraje fueron muy duros, ya que no tenía el nivel físico adecuado a la exigencia de las pruebas, además que llegué pasada de libras. Muchos no creyeron que iba a lograr ser árbitro”.

Shirley Perello.8(800x600)
Shirley considera a su padre como su inspiración.

Ambas tienen una intachable experiencia en la primera división de Honduras, alcanzando a dirigir partidos de alto voltaje como los clásicos sampedrano y capitalino.

Ahora su mirada está en los Juegos Olímpicos de Tokio que se desarrollarán del 23 de julio al 8 de agosto, donde piensan llegar a lo más alto posible y que el nombre de Honduras crezca en el arbitraje.

Su labor de árbitra y madre: “Me considero una madre cariñosa, enojada cuando toca estarlo, pero comprensiva. Cuando estamos en torneos tenemos horarios y en los ratos libres la llamo. Creo que en lo que se puede a los hijos se les da un tiempo de calidad no cantidad”, dice Shiley Perelló.

Shirley Perello0(800x600)
Shirley Perelló mantiene una relación con Víctor Coello, exportero.

El mayor sueño de Melissa

Es dirigir una final de un mundial y que sus padres estén en las graderías. Dentro de 10 años se ve retirada de las canchas, pero siempre consolidada en el campo como instructora de árbitros a nivel internacional.

El mayor sueño de Shirley

El mayor deseo de la asistente porteña es darle una buena crianza a su hija Leticia Perelló para que llegue a ser una mujer realizada en la vida y que pueda defenderse sola. En el plano personal se ve dentro de 10 años como miembro de la Comisión de Arbitraje y como instructora de nuevos árbitros.

Shirley Perello01(800x600)
Perelló junto a su hija.
La Prensa