Colocan a Alberth Elis en la órbita del Porto

La prensa de Portugal informa que el delantero hondureño podría llegar al histórico club luso.

Alberth Elis le anotó en el pasado mes de febrero al Porto. Foto Facebook Boavista.
Alberth Elis le anotó en el pasado mes de febrero al Porto. Foto Facebook Boavista.

Lisboa, Portugal

Alberth Elis es el futbolista hondureño del momento ya que está realizando una espectacular campaña con el Boavista de la primera división del fútbol de Portugal.

"La Panterita" ha anotado ocho goles, con seis asistencias de anotaciones a sus compañeros. En cuatro juegos ha sido nombrado MVP y en tres ocasiones ha formado parte del 11 ideal de la jornada.

A esto se le une los 28 partidos disputados, dejando un saldo de 2,280 minutos de acción.

Según informa este lunes la prensa de Portugal, el poderoso FC Porto ha puesto su mirada en Alberth Elis de cara a la próxima campaña luego de su brillantes actuaciones que ha tenido con el Boavista.

De acuerdo con el diario A Bola,uno de los medios de mayor renombre en territorio portugués, en el Porto venderán a su delantero Moussa Marega al Al-Hilal de Arabia Saudita y ven a Elis como su recambio para la próxima temporada.

Cabe señalar que el FC Porto es el segundo equipo más ganador de la Liga de Portugal con 29 títulos, solo por detrás del Benfica que cuenta con 37 campeonatos.

Héctor Vargas

El entrenador argentino Héctor Vargas, quien todavía tiene contrato con Marathón, explotó el nivel de Alberth Elis en su paso por Olimpia y en esta ocasión fue entrevistado por el diario A Bola de Portugal para hablar del atacante hondureño.

"Para Elis, llegar al FC Porto o al Benfica es lo mejor que te puede pasar, estos son los clubes que siempre están en la Champions. Estar al nivel de un gran portugués es señal de que seguirá creciendo y siendo visto por los mejores. Es un puente muy importante, espero que realmente tenga esa posibilidad", declaró Vargas.

Y añadió: "Siempre fue un joven dispuesto a mejorar. La madurez la ganó en los primeros juegos, porque tenía ese deseo intrínseco de aprender, pendiente de todo el trabajo. Se quedó con nosotros en los entrenamientos para corregir algunos aspectos, mejorar otros, e incluso fue disfrutado por algunos compañeros. Estaba obsesionado con mejorar, eso lo elevó al nivel que lo vemos ahora en Boavista".

La Prensa