Neymar vuelve a incendiar las redes con Álvaro González: "Mis padres me enseñaron a sacar la basura"

El brasileño del PSG una vez más ha causado polémico al declararse la guerra con el español del Marsella.

El brasileño, que ya se las tuvo con el cántabro meses atrás, inició la trifulca en twitter tras la victoria del PSG ante el Marsella
El brasileño, que ya se las tuvo con el cántabro meses atrás, inició la trifulca en twitter tras la victoria del PSG ante el Marsella /

París, Francia.

Neymar y Álvaro González mantuvieron este jueves un duro intercambio en las redes sociales poco después de cruzarse sobre el terreno de juego la pasada noche en la Supercopa de Francia, trofeo que se llevó el PSG.

Ambos futbolistas, que mantuvieron una agria polémica en septiembre cuando Neymar acusó a González de lanzarle insultos racistas en un partido, algo que negó tajantemente el español, se reencontraron por primera vez ayer en un terreno de juego.

Poco después de que Neymar saliera al campo desde el banquillo, González recibió una tarjeta amarilla por agarrarle la cabeza con las dos manos.

El enfrentamiento de hoy lo inició Neymar al subir una foto en Twitter de la celebración de la copa con una foto haciendo burla con la lengua y las manos y citando expresamente a González: "¿El rey Álvaro, verdad?

Sobre esta captura del partido respondió González con otra foto de su agarrón a Neymar: "Mis padres me enseñaron a sacar la basura. Vamos, Marsella, siempre".

Neymar replicó: "Se olvidó de ganar títulos", y González volvió a responderle diciendo que siempre estará a la sombra de Pelé y lo hizo colgando una foto de la estrella brasileña con sus tres Copas del Mundo: "Siempre serás la sombra del rey", afirmó el defensa del Olympique de Marsella.

Neymar volvió a responder señalando que González es quien está a su sombra y que es gracias a él que el jugador español es famoso.

Esta trifulca llega después que en septiembre Neymar acusara a González de haberle llamado "mono" durante un partido de liga. El defensa negó esa acusación y aseguró que le llamó "bobo".

La Prensa