Muere presidente de Federación de fútbol de Venezuela luego de 16 días de su arresto

Jesús Berardinelli murió a los 61 años de edad por problemas de salud.

Berardinelli había asumido el cargo de presidente de la FVF en marzo de este año
Berardinelli había asumido el cargo de presidente de la FVF en marzo de este año

Caracas, Venezuela.

El presidente de la Federación Venezolana de Fútbol (FVF), Jesús Berardinelli, murió este miércoles en Caracas a los 61 años por problemas de salud, 16 días después de haber sido detenido, informó esa organización y la familia del dirigente deportivo.

Berardinelli fue arrestado el pasado 20 de julio por acusaciones de corrupción y dos días después debió ser trasladado a una clínica a causa de una insuficiencia respiratoria.

"Cumplimos con el penoso deber de informar que hoy ha fallecido el ingeniero Jesús Berardinelli, QEPD (...). A sus familiares y amigos hacemos llegar nuestra sentida palabra de pesar por tan dolorosa perdida que enluta el fútbol nacional", apuntó la FVF en un breve comunicado en Twitter.

El federativo falleció en horas de la tarde de este miércoles en el centro de salud en el que permanecía intubado en terapia intensiva, dijo a la AFP uno de sus hijos, Piero.

Pasadas más de dos semanas de la captura, ninguna autoridad gubernamental, judicial o policial ha confirmado públicamente el arresto del dirigente, pero la FVF había pedido en un comunicado previo "respetar" sus derechos tras la "presunta detención", informando que había sido puesto bajo custodia de la Policía Nacional Bolivariana (PNB).

Una orden de arresto por delitos como "forjamiento de documento público" y "difamación" contra el anterior entrenador de la selección de fútbol de Venezuela, Rafael Dudamel, fue filtrada a la prensa y confirmada por la AFP con una fuente judicial.

- Acusaciones penales -

La captura de Berardinelli en San Felipe (estado Yaracuy, oeste), a unas cuatro horas por carretera de Caracas, adonde fue enviado inmediatamente, se produjo después de que la Contraloría ordenara congelar sus cuentas bancarias por presuntas "irregularidades" con el manejo de recursos estatales concedidos a la FVF.

El 18 de julio, el directivo había denunciado en la radio local 94.1 FM un riesgo de "intervención gubernamental" en la federación y, con ello, advirtió sobre la posible entrada en juego de la FIFA, que rechaza que la justicia ordinaria decida cuestiones futbolísticas.

"Si intervienen, FIFA va a venir con todos los hierros", aseveró Berardinelli, que responsabilizó por la situación al ministro de Deporte, Pedro Infante, a la vez segundo vicepresidente de la federación.

Berardinelli también enfrentaba un veto en el consejo directivo de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), que le negó el derecho al voto por no haber aprobado el examen de idoneidad que exige el ente, confirmó hace unas semanas el propio dirigente, que dijo que había apelado ante el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS).

La Prensa