Hermano de Ronaldinho fue atendido de emergencia mientras cumple prisión domiciliaria

El astro brasileño y su hermano son acusados de usar pasaportes falsos en Paraguay.

Roberto de Assis Moreira, familiar de Ronaldinho, debió ser trasladado de urgencia por un cuadro de hipertensión.
Roberto de Assis Moreira, familiar de Ronaldinho, debió ser trasladado de urgencia por un cuadro de hipertensión.

Asunción, Paraguay

El exastro brasileño del fútbol Ronaldinho Gaúcho lleva cuatro meses de prisión domiciliaria en un hotel de Asunción, Paraguay, acusado de uso de pasaporte paraguayo de contenido falso y sin ninguna perspectiva de cambio de su situación.

Mientras cumplíe con la prisión domiciliaria, en las últimas horas los medios paraguayos han revelado que el exjugador del Barcelona sufrió un susto ya que su hermano Roberto de Assis Moreira, quien también se encuentra en problemas con la justicia, debió ser trasladado de urgencia a una clínica sanitaria cercana a causa de un cuadro de hipertensión.

El familiar de Ronaldinho pasó un día internado, por lo que la preocupación se apoderó del astro brasileño.

Afortunadamente el hermano del exfutbolista se encuentra estable y el magistrado del presente caso estaría analizando enviar a un médico forense del Poder Judicial para poder realizar el seguimiento en cuanto al estado de salud de Assis Moreira.

Escándalo

La fiscalía investiga a Ronaldinho por supuestas conexiones con una red que opera con documentos auténticos de contenido falso y juegos clandestinos de azar.

El exjugador brasileño su hermano Roberto de Assis Moreira fueron aprehendidos el 6 de marzo por uso de pasaportes paraguayos de identidad de contenido falso. La defensa de ambos había remitido una apelación contra una resolución tomada por el juez que confirmó la prisión preventiva.

El tribunal fundamentó que los abogados recurrieron a un "medio procesal indebido para atacar la decisión judicial".

Ronaldinho y su hermano están alojados en un hotel céntrico de Asunción que utilizan como prisión domiciliaria.

Por el caso fueron detenidos 18 personas, en su mayoría funcionarios de Migraciones y de la Policía del Departamento de Identificaciones, en su totalidad en reclusión domiciliaria.

La Prensa