El solidario gesto de Mayweather tras la muerte de George Floyd

El legendario boxeador se encargará de los servicios funerarios que se le realizarán a George Floyd.

Mayweather se ha unido a la muestras de pesar por la muerte de George Floyd.
Mayweather se ha unido a la muestras de pesar por la muerte de George Floyd.

Houston, Estados Unidos

El excampeón del mundo invicto, el boxeador estadounidense Floyd Mayweather Jr., se encargará de todos los gastos de los servicios funerarios que se van a realizar en tres ciudades del país, incluida Houston, en honor a George Floyd, el hombre afroamericano que falleció el pasado lunes mientras estaba bajo la custodia de la policía de Minneapolis.

Los primeros servicios funerarios se darán este jueves en Minneapolis y luego su cuerpo será trasladado hasta Carolina del Norte, de donde era nativo, para que el próximo martes, 9 de junio, reciba sepultura en Houston, ciudad en la que creció y residió hasta que decidió mudarse.

Floyd, de 46 años, murió la semana pasada en Minneapolis después de que el agente Derek Chauvin, un policía blanco que participó en el arresto del fallecido, se arrodilló sobre su cuello durante más de ocho minutos.

Aunque el fallecido le dijo que no podía respirar, Chauvin, quien fue despedido el martes y acusado el viernes de asesinato en tercer grado y homicidio involuntario en segundo grado, nunca le retiró la rodilla.

El representante de Mayweather Jr., Leonard Ellerbe, CEO de Mayweather Promotions, fue quien confirmó a través de la cadena de televisión Espn el compromiso económico del excampeón del mundo con la familia de Floyd, con la que ha estado en contacto permanente.

Probablemente se enojará conmigo por decir eso, pero sí, Mayweather definitivamente está pagando el funeral”, informó Ellerbe. “Floyd Mayweather Jr. ha hecho este tipo de cosas en los últimos 20 años, pero nunca ha querido hablar de sus acciones”.

Mayweather Jr. intervino previamente para cubrir los gastos del funeral del exboxeador hispano Genaro Hernández, quien murió de cáncer a los 45 años en 2011.

El excampeón del mundo invicto en cinco categorías diferentes ganó su primer título mundial al derrotar a Hernández en 1998 y siempre fueron buenos amigos.

La Prensa