"Primitivo" Maradiaga y su regreso con nuevos desafíos

Castigado por Fifa con dos años de suspensión, el DT ha cumplido su sanción y está listo para volver al ruedo.

Ramón Maradiaga es uno de los entrenadores más emblemáticos de Honduras.
Ramón Maradiaga es uno de los entrenadores más emblemáticos de Honduras. /

San Pedro Sula, Honduras

Un viejo zorro prepara tras bambalinas su retorno. Tras cumplir una suspensión de dos años, el técnico Ramón Primitivo Maradiaga está listo para regresar al ruedo del fútbol nacional.
Nuevos desafíos esperan a uno de los entrenadores emblemáticos del fútbol hondureño.

"Primi, como se le conoce, recibió una dura sanción de parte de Fifa tras acusarlo de no haber denunciado un intento de soborno cuando dirigía a la selección de El Salvador. El juego en cuestión fue parte de la fase de grupos en la eliminatoria rumbo a Rusia 2018 ante Canadá, que se realizó el 6 de septiembre.

Maradiaga se ha defendido diciendo que él no notificó a la entidad correspondiente la acción porque sabía que los jugadores se iban a negar a participar en el amaño.

Pese a la defensa, el organismo rector del fútbol mundial lo suspendió por 24 meses sin poder ejercer ningún rol administrativo ni de campo en el fútbol y una multa de 20,000 francos suizos (más de medio millón de lempiras), que tendrá que pagar en un tiempo estipulado.

“Estoy confiando en que al estar ya habilitado pueda cumplir en la parte económica y luego decir si hay posibilidades de trabajar”.

El retorno

Desde el 3 de mayo, Primi está nuevamente listo para dirigir, a la espera de una nueva oportunidad que le permita revalidar su estampa de técnico ganador.

No hay que desconocer que en este retorno al oriundo de Amapala lo acompañan varios desafíos, uno de ellos es limpiarse la cara de este duro episodio que pasó: no será fácil.

Él en una entrevista para Diario La Prensa afirmó que “se siente limpio de corazón”, lamentablemente sí es una mancha que Fifa lo haya encontrado culpable de cohecho y corrupción.

Lo que viví en El Salvador me quedó marcado como el fierro que le ponen al ganado para no volver a incurrir en esos mismos pasos”, reconoció con hidalguía Maradiaga a Canal 45 de La Ceiba.

Primi ha reconocido que su único error fue no denunciar, pero sabía que los jugadores iban a decir que no.

Más desafíos

Otro reto del entrenador amapalino es renovar su gloria, ya que la conseguida se va haciendo vieja: su último título lo consiguió con Motagua en el torneo Clausura 2011.

Necesita renovar sus triunfos para mantener su estela de ganador. Primi también ha sido un hombre de selecciones, pero no ha conseguido clasificar a un Mundial.

Dirigió a Honduras en las eliminatorias rumbo a Francia 1998 y Corea y Japón 2002, también a Guatemala en dos ocasiones y una vez a El Salvador, justamente cuando se dio la circunstancia que propició su alejamiento del fútbol.

Regresa al ruedo nacional el Primitivo Maradiaga, un hombre que propone un fútbol romántico y de ataque. Varios desafíos lo esperan en su vuelta.

La Prensa