Despidos y baja salarial en Real Salt Lake, equipo de la MLS donde milita el hondureño Douglas Martínez

La pandemia del Covid-19 está provocando una terrible crisis económica y en equipos de fútbol no es la excepción.

Douglas Martínez cuenta con 22 años de edad y milita en el Real Salt Lake.
Douglas Martínez cuenta con 22 años de edad y milita en el Real Salt Lake. /

Utah, Estados Unidos

El equipo de la Major League Soccer (MLS), Real Salt Lake, donde milita el delantero hondureño Douglas Martínez, informó este martes que estaba obligado a despedir personal y reducir salarios a sus empleados tras la suspensión de la liga por la pandemia del nuevo coronavirus.

Una declaración del equipo de Utah dijo que la acción "angustiosa" se había tomado después de que el club descubriera que no se beneficiaría de la ayuda del gobierno de Estados Unidos a las empresas afectadas por la crisis del COVID-19.

"Como resultado, nos vemos obligados a adaptar y alinear nuestra fuerza laboral adecuadamente para enfrentar estos nuevos desafíos y circunstancias difíciles", dijo el club en un comunicado.

"Esto requerirá una reducción en el salario para todos los ejecutivos y el personal, así como una disminución en los niveles de personal en toda la organización, lo que incluye una licencia de algunos de los miembros de nuestro personal".

"Obviamente, este es un resultado inquietante, ya que valoramos y apreciamos profundamente a cada uno de nuestros empleados", agrega el comunicado.

El club dijo que planeaba volver a contratar personal tan pronto como la MLS reanude la temporada.

La temporada

Los jefes de la MLS han dicho que la liga no se reiniciará antes del 10 de mayo y han retrasado el final de la temporada de la Copa MLS hasta diciembre.

La MLS cerró el mes pasado después de solo dos rondas de la temporada 2020 cuando la pandemia se extendió por Estados Unidos.

El deporte en Estados Unidos se ha parado en las últimas semanas, con todas las ligas profesionales más importantes detenidas y decenas de eventos cancelados o pospuestos.

La Prensa