Daniele De Rossi se marcha de Boca Juniors y anuncia su retiro del fútbol

El centrocampista italiano de 36 años de edad decidió no seguir jugando profesionalmente.

El italiano De Rossi anunció que no sigue en el fútbol. /

Buenos Aires, Argentina.

El veterano volante italiano Daniele De Rossi anunció este lunes que deja el fútbol y volverá a su país por la necesidad de estar con su familia, luego de acordar la desvinculación del popular Boca Juniors de Argentina.

"Necesito volver a casa. Me despido de Boca y del fútbol. Me despido de un club que me entró en el corazón, de este deporte, mi pasión. Iba a pasar en junio, en diciembre, pero tengo 36 años y no podía seguir 10 años más", dijo en conferencia de prensa quien fue campeón del mundo con la camiseta 'azurra' en Alemania-2006.

El mediocampista, que jugó 18 años en AS Roma, aclaró que no tiene "ningún problema grave de salud" y dijo que sólo siente "la necesidad de acercarme a mi familia, a mi hija. Ellos me extrañan y yo los extraño".

"Voy a seguir en Italia trabajando en el fútbol, no sé en qué rol. Acá estamos muy lejos, es difícil conectarse con la gente en lo que pasa día a día. Voy a estar en Roma o ciudades cercanas", dijo acompañado en la rueda de prensa por el presidente 'xeneize' Jorge Amor Ameal.

De Rossi había llegado a la institución boquense en junio de 2019 y algunas lesiones lo alejaron de las canchas. Se había recuperado en noviembre pero sus actuaciones nunca llegaron a conformar del todo. Durante su breve paso por Boca jugó apenas siete partidos y marcó un gol.

- Aventura distinta -

De Rossi advirtió también que no se le ha presentado ningún problema con la nueva dirigencia boquense y que le ofrecieron la ayuda que necesitase.

"Esta fue la única aventura distinta en todo lo que hice en mi carrera. No pensaba en amar tanto a un club que no fuera la Roma, más allá de todo lo que siento por ese club", afirmó el volante.

En otra expresión de su sentimiento boquense, señaló: "Parte de mi corazón se queda acá, con la gente, la Bombonera, el vestuario".

"Sigo siendo parte de Boca para siempre. El destino nos va a unir otra vez. Voy a ver partidos de Boca, a juntarme con amigos. La gente de acá lo transformó en algo mágico, no lo voy a olvidar. Recibieron a mí y a mi familia como si fuera un hermano", agradeció.

La Prensa