Rubilio Castillo sobre su situación en Portugal: "No sé por qué el DT no me mete a jugar, no es fácil lo que estoy pasando"

El delantero hondureño se quejó del entrenador del Tondela luego de haber jugado con la selección catracha.


El delantero del Tondela y la Selección de Honduras mostró su inconformidad por la poca participación que tiene en su club, aunque reiteró su 'propósito' de triunfar en suelo europeo. Foto Moisés Valenzuela.

San Pedro Sula, Honduras

Luego de haber jugado todo el partido en la victoria de 4-0 de la selección de Honduras ante Trinidad y Tobago, el delantero Rubilio Castillo no ocultó su alegría por volver a tener participación y emprendió este lunes su regreso a Portugal para integrarse a las filas del club Tondela de la primera división de Portugal.

Sin embargo, "Rubigol" mostró su inconformidad por la poca participación que tiene en su club y le dejó varios dardos al entrenador de la insitución, aunque reiteró su "propósito" de triunfar en suelo europeo.

Pero antes de entrar en materia, se refirió al momento en que Alberth Elis ganó el 'pulso' por lanzar el penal que significó el 3-0 parcial sobre Trinidad y Tobago (4-0).

"Me sentía con confianza para tirar el penal, pero son decisiones y él dijo que estaba bien para lanzarlo; no nos íbamos a poner a pelear por un penal en pleno partido, Elis lo ejecutó bien", comentó el ariete ceibeño.

Pesé a no marcar, el cañonero ceibeño valora que "intenté buscar el gol, a pesar de que no marqué creo que fui importante para la Selección, llevándome los rivales a los espacios vacíos", analizó.

Eso sí, el tema central de la plática fue su poco concurso en el balompié del Viejo Continente: "Estamos teniendo participación y hay un cuerpo técnico que confía en mi trabajo, lamentablemente la poca participación en Portugal me hizo ver fuera de ritmo", lamentó.

SU DURA SITUACIÓN EN PORTUGAL

Rubilio advierte "nunca le digo no a la Selección", por lo que sobre su no continuidad en territorio luso "es de platicarlo con el entrenador del Tondela, no sé por qué no me mete a jugar, no se si tiene algún problema conmigo", lanzó.

Sin pelos en la lengua mencionó que "trato de hacer lo humanamente posible para que confíe en mi, si no me elige hay que tratar de cambiarle la mentalidad", por lo que "con trabajo uno habla", aunque acepta que "esta situación se está volviendo complicada".

¿MARGINADO?

El español Natxo González es el entrenador del Tondela y Rubilio no se contuvo al ser consultado por los motivos que le han impedido ganarse su confianza en el equipo.

"Dios me dio un propósito y no será él (su DT) quien me va a sacar de ese propósito, le voy a dar con todo para afianzarme y retribuirle el cariño a la afición de Portugal", dejó en claro 'Roruca'.

Cuenta que con Natxo "no tengo ningún tipo de relación, hable con la gente del equipo y ellos me manifestaron que están alegres con mi trabajo", circunstancia por la cual "tengo paciencia".

No tuvo reparos en decir que "siento que se le da oportunidades a todos los jugadores y a mi se me deja relegado".

De paso, y sin cambiar el tema, expresó que "Dios me llevó con un propósito a Europa y una persona no va a truncar mi futuro, yo no voy a cambiar de equipo porque a una persona se le antoja".

Pará rematar, el futbolista que volvió a ver acción en la H por primera vez desde la Copa Oro de junio pasado apuntó que "esto se ha ido mas allá, espero tener la paciencia necesaria, tal vez la palabra marginado no, pero uno como jugador trabaja para tener los minutos deseados".