Más noticias

Cervezas, vuelos privados: Roberto Carlos destapa secretos de los "Galácticos" del Real Madrid

El exdefensor brasileño contó la manera en que hacían que los entrenadores no duraran mucho tiempo en el club madridista.

Roberto Carlos destapó algunas interioridades de la plantilla del Real Madrid que estuvo del 2000 al 2006.
Roberto Carlos destapó algunas interioridades de la plantilla del Real Madrid que estuvo del 2000 al 2006.

Río de Janeiro, Brasil.

El histórico defensor brasileño Roberto Carlos fue parte del legendario Real Madrid( jugó en el equipo blanco entre 1996 y 2007) que tenía a los "Galácticos" de la talla de Zinedine Zidane, Ronaldo Nazario, David Beckham, Luis Figo entre otros.

En una entrevista con el exguardameta Vítor Baia en el Canal 11 de Portugal, el brasileño contó algunas intimidades de aquella fabulosa plantilla y confesó los lujos y poder que tenían en la plantilla madridista.

Una de las anécdotas que más recordó el exjugador del Real Madrid fue la que vivió con el DT brasileño Vanderlei Luxemburgo.

“Era el segundo partido de liga, teníamos la costumbre de llegar a la concentración, dejar las maletas en el cuarto y antes de cenar tomar nuestras cervezas y vinos. En cada mesa siempre había dos botellas de vino. Ronaldo y yo le dijimos: ‘Profesor, la gente aquí tiene sus costumbres, lo va a ver, pero intente no quitar las botellas de vino y cerveza de la mesa porque sino vamos a tener problemas’", comenzó confesando el exlateral izquierdo.

“¿Qué hizo? Quitó primero la cerveza y luego las botellas de vino. Duró tres meses. El mundo del fútbol es pequeño, las noticias llegan rápido a la directiva y... chau”, reveló el exjugador.

SE ENCARGARON DE DESPEDIR A CAMACHO

Roberto Carlos también confesó como la plantilla de Galácticos del Real Madrid terminó por "hacerle la cama" al entrenador José Camacho ya que el estratega los obligaba a una serie de cosas que no compartían ya que modificó varias reglas.

"En la época de los galácticos éramos siete... era un peligro en el vestuario. Siempre lo controlamos bien, teníamos buena relación, menos con Camacho que aguantó diez días", úntualizó.

"Llegó al vestuario, saludó a todo el mundo, muy serio y con historia en el Real Madrid. Yo solo observaba a ver qué iba a decir. 'Quiero a todo el mundo mañana a las 7.00 de la mañana'. Normalmente entrenábamos a las 10.30. Hablamos con él para intentar cambiar el horario, nosotros teníamos nuestras costumbres", destapó.

El poder que los jugadores tenían y la libertad para hacer determinadas cosas, no es algo que llene de orgullo a Roberto Carlos.

"Yo hoy pienso: ¿cómo es posible que hiciéramos tantas tonterías? Acababa cada partido y era todo avión privado. Nos encontrábamos en la terminal privada de Barajas. Era Beckham que iba no sé a dónde, Figo, Zidane que iba a tal lugar, Ronaldo, yo... y teníamos que entrenar pasado mañana", declaró.

Y agregó: "Yo rezaba para que los partidos fuesen los sábados para poder ir a la Fórmula Uno los domingos. Eran vuelos privados para todos lados. Una locura".