Más noticias

Estadounidense Dalilah Muhammad bate récord mundial en Mundial de atletismo de Doha

La atleta de 29 años de edad hizo historia en Catar.

La estadounidense Dalilah Muhammad rebajó en cuatro centésimas su récord mundial de 400 metros vallas para proclamarse campeona de mundo con un tiempo 52.16.
La estadounidense Dalilah Muhammad rebajó en cuatro centésimas su récord mundial de 400 metros vallas para proclamarse campeona de mundo con un tiempo 52.16.

Doha, Catar

La estadounidense Dalilah Muhammad se convirtió en la gran protagonista del viernes en el Mundial de atletismo de Doha-2019, donde estableció un nuevo récord mundial (52.16) para ganar una final antológica en los 400 metros vallas ante su compatriota Sydney McLaughlin.

Era uno de los duelos más esperados de este Mundial y no defraudó, ya que McLaughlin presionó hasta el final y entró muy cerca (52.23), situándose así como la segunda mejor de la historia.

Muhammad, de 29 años, logra así su primer título mundial, después de dos platas (Moscú-2013 y Londres-2017), y une la corona en esta competición con la que ya consiguió en los Juegos Olímpicos con su victoria en Rio-2016.

En la otra final estrella de la velada en el estadio Khalifa, el bahameño Steven Gardiner (43.48) se coronó en los 400 metros, donde la grandísima sorpresa la dio el colombiano Anthony Zambrano (44.15), con una plata acompañada de un nuevo récord sudamericano.

El acelerón final de Zambrano le permitió relegar al estadounidense Fred Kerley al bronce (44.17).

- Hegemonía de EEUU -

En el medallero, Estados Unidos domina con 21 metales, 9 de ellos dorados tras el de Muhammad.

Una ventaja impresionante sobre sus perseguidores. Con tres oros figuran a continuación China y Kenia, ese último después de que Conseslus Kipruto lograra revalidar su título en los 3.000 metros obstáculos.

Estados Unidos sentó además las bases este viernes para seguir sumando en los dos últimos días de competición.

- Cuba despierta -

Por su parte, Cuba, la potencia histórica del atletismo latinoamericano, despertó por fin.

Tras el bronce amargo de Juan Miguel Echevarría, la isla caribeña triunfó en el lanzamiento de disco femenino, con oro para Yaimé Pérez (69,17 metros) y plata para Denia Caballero (68,44).

Después de las alegrías de Zambrano y del lanzamiento de disco, Latinoamérica tiene el sábado nuevas oportunidades de metales, con el brasileño Darlan Romani en la final de lanzamiento de bala y, sobre todo, el duelo entre la venezolana Yulimar Rojas y la colombiana Caterine Ibargüen en el triple salto femenino.

En el salto alto, el oro fue para el local Mutaz Barshim, que revalidó su título mundial superando la barra de 2,37 metros.

Catar pudo por fin celebrar su primera medalla de oro en 'su' Mundial.