Jürgen Klopp y su gran tarea de quitarse la etiqueta de eterno segundo

El entrenador de Liverpool quiere evitar su cuarta pérdida como técnico en una final europea y espera celebrar por primera vez este sábado contra el Tottenham en Madrid

Jurgen Klopp ha intensificado los trabajos para afinar su estrategia de cara a la final de la UEFA Champions League, este sábado ante Tottenham en Madrid.
Jurgen Klopp ha intensificado los trabajos para afinar su estrategia de cara a la final de la UEFA Champions League, este sábado ante Tottenham en Madrid.

Liverpool, Inglaterra

Jürgen Klopp, considerado por sus pares como el mejor entrenador "del momento", gracias a su juego atrevido y una gestión fuera de lo común, se ve lastrado por su reputación de 'perdedor de lujo' tras caer en tres finales europeas.

Si el sábado frente al Tottenham en el estadio Metropolitano madrileño se le escapa su tercera final de la UEFA Champions League, la segunda consecutiva, el técnico alemán difícilmente podrá deshacerse de la etiqueta de eterno segundo.

Y es que desde su primera hazaña inacabada en la más prestigiosa de las competiciones continentales con el Borussia Dortmund en 2013, y su llegada al banquillo de los 'Reds' en 2015, el carismático rubio de las gafas translúcidas sufre una auténtica maldición.

Derrotado en la final de la Liga Europa -- la 'pequeña' Copa de Europa -- por el Sevilla en 2016, Klopp cayó el año pasado frente al Real Madrid de Zinedine Zidane en su intento de conseguir la sexta Copa de Europa de la historia del club inglés.

Y está la liga inglesa, que el Liverpool no gana desde 1990 y que este año se le volvió a escapar pese a un resultado histórico 97 puntos frente a los 98 del Manchester City. ¡Nunca en los anales de la Premier League, un segundo clasificado había tenido tal rendimiento!

Elogios para Klopp

A ojos de los observadores y de sus colegas europeos, el exentrenador del Mainz es considerado, al mismo nivel que Pep Guardiola, como el mejor entrenador del momento.

"La manera como hace jugar al equipo con menos medios que otros, y lo que eso refleja en términos de gestión del equipo", consideró en la radio RMC, Christophe Galtier, elegido mejor entrenador de la liga francesa este año.

"Si fuese jugador, me gustaría ser entrenado por este tipo, que da una imagen de técnico cercano a sus jugadores, muy exigente, muy duro, pero que te da ganas de superarte", añadió el entrenador del Lille.

Siempre listo para dar un buen titular a los medios, este aficionado al "heavy metal" logró sobre todo la hazaña de hacerse querer por la muy exigente ciudad de los Beatles, tanto por su eléctrico estilo de juego como por su personalidad humilde y auténtica.

"No es gracias a la táctica, ni a la filosofía de juego. Es una cuestión de corazón, de alma y de la empatía fantástica que ha creado con su grupo de jugadores", dijo el portugués José Mourinho, el antiguo ahora comentarista en beIN Sports.

Cuando Klopp llegó al Liverpool en 2015, prometió que ganaría un trofeo en los cuatro años siguientes. Es este sábado o nunca...

"Me gustan todos mis equipos, todas dieron lo mejor de sí. Pero es verdad que nunca he tenido un mejor equipo que este en una final", declaró esta semana en conferencia de prensa.

"Nuestros chicos unen potencial y actitud de la mejor manera. Es algo brillante", concluyó.

La Prensa