Más noticias

Barras de Olimpia y Motagua sellan 'pacto de paz' para las finales

La Ultrafiel pide a alborotadores mejor no ir al estadio. La afición blanca admite que fue un acierto de la directiva azul no negarles el ingreso

El pasado domingo la Policía Nacional y barristas protagonizaron una reyerta en las afueras del Nacional. La afición no organizada pide paz y respeto entre los seguidores azules y blancos.
El pasado domingo la Policía Nacional y barristas protagonizaron una reyerta en las afueras del Nacional. La afición no organizada pide paz y respeto entre los seguidores azules y blancos.

Tegucigalpa, Honduras

Que dos clubes vecinos en la ciudad y rivales futbolísticos de mucha tradición disputen un título, siempre genera muchas expectativas y emociones entre sus aficionados.

La final del torneo Clausura 2019 fue pactada entre Motagua y Olimpia y los dos “grandes” capitalinos chocan este domingo en el mítico estadio Nacional de Tegucigalpa con la obligación de alegrar a sus seguidores en un ambiente de paz.

Los azules serán locales administrativamente en este primer pulso, pero la afición blanca podrá entrar sin restricciones al coloso capitalino.

Para Melvin Servellón, coordinador nacional de la Ultrafiel, la conducta ejemplar debe imperar en esta fiesta deportiva que se avecina y a su vez pidió a la Policía Nacional volver a sus estrategias disuasivas basadas en prevención “y no tanto gas”.

Lamentamos mucho lo que sucedió el domingo pasado. No queremos violencia en los estadios y le digo a todos los aficionados que piensan ir al Nacional este domingo a pelear, pues que me mejor no vayan y se queden en sus casas”, comenzó diciendo.

Servellón aseguró a LA PRENSA que la reunión que sostuvieron esta semana entre la Ultrafiel (Olimpia), Revolucionarios (Motagua) y las juntas directivas azul y blanca fue positiva, pues en ella se pactó “paz para la final”.

En su última reunión se acordó que ninguno de los dos equipos limitaría el acceso de la afición contraria, que se harán ingresos y salidas programadas y separadas. Con el objetivo de prevenir choques”, informó.

Para Servellón el uso de gas lacrimógeno como medida disuasiva por parte de la Policía Nacional no es del todo acertado.

“Ahora los policías que van no son preventivos y ahora son antimotines, son más jóvenes y quizás menos experimentados a los que se enviaban antes y a veces tiran gas innecesariamente”, valoró.

Al estadio van niños, personas mayores, damas y caballeros se ven afectados por esto. Antes la Policía tenía como primera opción el diálogo y por último la fuerza. Esa sería mi petición ahora”, añadió.

De cara al juego del próximo domingo, la Ultrafiel, que se ubicará en la cabecera sur (sol) del Nacional, ya convocó a todas sus filiales para esta primera final.

“El llamado ha sido nacional a todas nuestras peñas y esta es una final que esperamos que sea en paz. Con mucho respeto y esperamos lo mismo del rival”, manifestó.

La barra del León se apostará en el parque central de Tegucigalpa y desde allí hará su caminata hacia el estadio Nacional.

El compromiso de la agrupación es no protagonizar disturbios y tampoco enfrentamientos con los Revolucionarios, seguidores del Motagua. Por lo que los fanáticos azules deben mantener la cordura.

El domingo pasado, tras el Olimpia-UPN de semifinales, miembros de barras incendiaron un automóvil de la Policía Nacional y ambos grupos lanzaron una lluvia de piedras y gas en las afueras del Nacional. Hubo enfrentamientos.