Más noticias

No se olvida de Honduras: Nicolás Cardozo tiene un catrachito en Uruguay

El delantero abrió una escuela de fútbol en su país a la que ha dado un nombre muy hondureño.

Nico Cardozo con un grupo de niños de su escuela en Uruguay.
Nico Cardozo con un grupo de niños de su escuela en Uruguay.

El uruguayo Nicolás Cardozo no se olvida de Honduras. En su mente permanece el país donde vivió grandes tardes de fútbol con Real España y Marathón, pero sobre todo esta es la tierra donde vio nacer a su hijo Faustino.

Cardozo terminó su periplo por Honduras en 2017 y aunque no ha dejado completamente el fútbol, ya se dedica a la que será su otra pasión: entrenar.

Nicolás sigue jugando fútbol amateur en su país, pero también ha abierto una escuela de este deporte y es aquí donde aparece el recuerdo de Honduras. La academia, que es la única en el departamento de Florida, fue bautizada con el nombre de “El Catrachito”.

“Lo hice por Faustino (su hijo), él es hondureño y también es lindo recordar donde lo trataron bien a uno, como fue en Honduras. Es un orgullo grande colocarle ese nombre, para Faustino también lo es”, nos explica Cardozo al consultarle por qué decidió nombrar su escuela de esta manera.

El logo de la academia es muy singular. Para su creación tuvo la colaboración de varios conocidos: “Me ayudaron y entonces pusimos las estrellas de los colores de Honduras y un poco de amarillo por Real España y ahora todos preguntan ¿por qué El Catrachito?”.

Claro, esa pregunta es la próxima interrogante, ¿qué le dice la gente?, “todos preguntan, y ahí empezamos a hablar de Honduras. Es una forma de dar a conocer el país”.

Es que Nico tendrá siempre un vínculo permanente con Honduras: “Yo siempre voy a estar agradecido con toda la gente de Honduras. Faustino quiere ir todos los días, si fuese por él viviríamos allá”, manifestó.

Su hijo tiene solo cinco años, pero Cardozo ya tiene deseos: “Dios quiera pueda jugar en alguna selección, vamos a ver si es bueno. Le gusta mucho el fútbol, veremos si llega”.
¿Pero tiene talento? ,“juega bien, es zurdo, es un poco calentón como el padre, pero está muy pequeño”.

YA ES ENTRENADOR. A los 35 años sigue practicando a diario para jugar en el campeonato de interiores de Uruguay; sin embargo, ya sabe lo que será su nuevo oficio: “Me gusta mucho entrenar. Pienso que lo estamos haciendo bien. Esperando la oportunidad de que salga algo y tratando de seguir aprendiendo”.

Y sobre la experiencia que está viviendo con los niños, sostiene: "Es diferente, a veces uno intenta enseñar, pero el que sale aprendiendo es uno mismo. Pero es intentar formarlos con valores y principios”.

¿Y en tu horizonte como entrenador aparece Honduras? “Espero que se pueda dar una oportunidad y que cuando se dé no fallar. Creo que eso es importante y pues siempre siguiendo el fútbol hondureño para no estar desactualizado”.

Nicolás Cardozo celebrando una de sus tantas anotaciones con Real España.

Cardozo se mantiene jugando, pero ya es entrenador