Más noticias

"Palomo" Rodríguez: "Coito es una muy buena apuesta de Honduras”

El exjugador de Real España dio su punto de vista sobre la llegada de Fabián Coito a la H.

 “Palomo” Rodríguez ha sido uno de los grandes referentes de Real España.
“Palomo” Rodríguez ha sido uno de los grandes referentes de Real España.

Montevideo, Uruguay.

El uruguayo Julio "Palomo" Rodríguez, excapitán de Real España, es recordado en Honduras por su calidad y coraje que mostró una y otra vez en las canchas de la Liga Nacional.

El “Palomo” después de colgar las botas ha iniciado su carrera como técnico. Ya dirige la categoría Sub-15 del Albión de la Liga de Ascenso en Uruguay y planea en junio terminar su curso de entrenador.

Por su conocimiento del fútbol hondureño y también por vivir en su natal Uruguay, Rodríguez es una voz autorizada para hablar del nombramiento como seleccionador de Honduras de su compatriota Fabián Coito.

Ver: El salario que ganará Coito a la selección de Honduras

¿Quién es Fabián Coito?

Es muy buen entrenador. He tenido la oportunidad de seguirlo en alguna charla, también en varios congresos que él ha estado junto con otros exponentes. Lo vi y lo escuché, y se nota la docencia que tiene con el jugador. Ese es el perfil que yo busco proyectándome como técnico.

¿Y qué dicen en Uruguay?

Aquí hay incertidumbre porque va siguiendo un hilo conductor que deja el maestro (Óscar Tabárez) en el primer equipo. La experiencia que tiene Coito en formativas es inigualable.

Yo lo veo como una muy buena apuesta para el fútbol hondureño, creo que lo va a enriquecer aún más. Tengo que hablar maravillas de Fabián, porque es lo que ha dejado marcado en las selecciones.

¿Qué valoración tiene Tabárez sobre Coito?

Recién ayer escuchaba a un directivo interino de la Federación y decía que Coito podía tener ofertas de varios lados, pero que era el perfil que buscaba Tabárez. Él ya ha sido interino con esta selección mayor de Uruguay. No se puede dar mejor referencia.

Esta persona de la Federación dijo que Coito era el perfil que buscaba el maestro hasta para ser su sucesor. Estar dentro del staff de la selección uruguaya habla muy bien y el perfil que tiene Fabián.

¿Cómo ves la decisión de Honduras de nombrar a Coito como seleccionador?

Es una sensación medio rara, soy uruguayo, pero también soy hondureño, me siento parte de esa sociedad, de este pueblo y me choca un poco emitir una opinión, porque yo en su momento dije que en el medio local había entrenadores que estaban haciendo cosas importantes, pero si la Federación busca una opción en el extranjero, yo tengo que hablar maravillas de Fabián, ya que es un gran profesional.

Tiene la experiencia y ha tenido buenos resultados en las formativas de Uruguay. Además, jugó en Honduras. Es todo un desafío para él como entrenador. Me gustaría que hubiese en su cuerpo técnico gente hondureña.

Algunos no ven con buenos ojos que su experiencia sea solamente con jóvenes.

Uno cuando quiere ser entrenador sabe que esas son las reglas del juego. Es el caso de Diego Vázquez (técnico del Motagua), no tenía experiencia y mira todo lo que ha conseguido con Motagua.

Creo que Coito se va a rodear de gente capacitada para llegar a Honduras y ver cómo está el fútbol, el plantel y con base a eso diagnosticar y ver en qué se puede mejorar. Creo que está apto para hacer un buen trabajo.

¿De lo que has visto cómo juegan los equipos de Coito?

Fuimos con mi equipo a jugar un campeonato en Chile, estuvimos muy cerca de la sede donde jugó la selección, miramos un par de partidos. Me quedó muy claro a lo que jugaba, lo hizo con un 4-3-3. Defendía muy bien. Uruguay era un equipo corto, atacaba con un delantero central. Para defender se replegaban bastante bien los muchachos, muy ordenados.

Por ahí no lucieron tanto las individuales, pero en orden y trabajo se miraba claro que Uruguay sabía a lo que jugaba.

Después del Sudamericano Sub-20 ha habido críticas para Fabián Coito.

Críticas siempre habrá porque somos tres millones y todos somos técnicos, pero después lo analizas en frío y Brasil se quedó fuera del Mundial. Siempre decimos que si no ganamos, es un fracaso. Es que a Uruguay, Argentina y Brasil siempre se les exige salir campeones. Hemos crecido con esa cultura.