¿Se marchará Messi del Barcelona si Cataluña se independiza de España?

Muchos se preguntan que pasará con el Barça y con el crack argentino si Cataluña se independiza.

Messi no se interesa por las complicaciones políticas en España y se concentra en el fútbol.
Messi no se interesa por las complicaciones políticas en España y se concentra en el fútbol.

Barcelona, España.

Las preguntas se plantean desde hace meses: ¿Dónde jugará el Barcelona si Cataluña se independiza tras el referéndum del domingo? ¿Qué pasará con el clásico de la Liga entre el Barça y el Real Madrid? ¿Dejará de disputarse en el torneo español y quedará reducido a la competición europea? ¿Qué será del duelo entre Lionel Messi y Cristiano Ronaldo? ¿Se marcharía el crack argentino del club azulgrana?

Nadie sabe. Esa es la verdad. Sea porque no acaban de creer en una próxima independencia, sea porque confían en que las competiciones deportivas seguirán como hasta ahora, nadie parece haber previsto seriamente el día después del fútbol catalán y del español, si Cataluña llegara a separarse de España.

La ley española del Deporte establece que sólo los equipos españoles podrán disputar La Liga, una competición gestionada por un organismo independiente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF).

"Si se produce la independencia de Cataluña, la Ley del Deporte es muy clara y sólo permite jugar en La Liga a equipos españoles", recordó Javier Tebas, presidente de La Liga, hace una semanas, cuando, en vistas de la Diada -día nacional de Cataluña-, la cuestión se avivó en los medios de comunicación españoles.

Messi Cataluña0(800x600)
Messi solo está concentrado en el fútbol y deja a un lado las complicaciones políticas en España.

"Yo no entiendo España sin Cataluña y, para mí, Cataluña es España", añadió el mandatario, exponiendo su opinión política. "Pero si esto avanza, ni el Barça ni el resto de clubes catalanes podrán jugar en la Liga española”.

Y sin el Barcelona en la Liga Española, el astro argentino Lionel Messi se plantearía irse del equipo culé si finalmente la comunidad autónoma de Cataluña consigue independizarse de forma unilateral de España tras el referéndum previsto para el próximo 1 de octubre, pese a haber sido declarado ilegal por el gobierno central de Madrid y la suspensión dispuesta por la Justicia española.

El entorno del jugador deslizó que Messi está preocupado por las declaraciones públicas que el club catalán hizo a favor del referéndum al ratificar su “compromiso histórico con la defensa del país, de la democracia, de la libertad de expresión y del derecho a decidir”. “El club condena cualquier acción que pueda impedir el ejercicio pleno de estos derechos”, expresó el Barcelona en un comunicado.

La preocupación del astro rosarino surge porque si se declara la independencia de Cataluña, Barcelona quedará al margen de la Liga Española y de las competiciones europeas como, por ejemplo, la UEFA Champions League hasta que se regularizara su situación como nuevo país.

El temor de Messi también se origina por el antecedente de Gibraltar, ya que España vetó y alargó durante mucho tiempo su ingreso a las competiciones europeas.

A Messi, particularmente, nunca le gustó que su nombre apareciera relacionado con el mundo de la política. En 2015, incluso, el astro argentino denunció la utilización de su imagen durante una campaña proselitista en Guatemala.

TAMPOCO HABRÍA CLÁSICO

En caso de que Barcelona se fuera de la Liga Española a raíz de la independencia de Cataluña también afectaría a los multimillonarios negocios que surgen en torno al clásico frente al Real Madrid de Cristiano Ronaldo.

Messi-Cristi.18(800x600)
Messi y Cristiano ya no se verían las caras en los clásicos de Liga Española.

La temporada pasada, más de 650 millones de espectadores de 185 países de todo el mundo vieron el clásico que disputaron ambos equipos en el Camp Nou. Esas cifras se repitieron en el partido de vuelta, en el triunfo agónico de Barcelona en el estadio Santiago Bernabéu, el día que Messi se sacó la camiseta por alcanzar su gol número 500 con el club catalán.

No en vano, y según datos publicados a inicios de 2017, la entidad azulgrana, con 620,2 millones de euros, ocupa el segundo lugar del ranking de clubes más ricos del mundo, seguido del Real Madrid, con 620.1. En la actualidad, Barcelona tiene un valor de mercado que alcanza los u$s 847,8 millones, mientras que el de Real Madrida alcanza los u$s 892,5 millones.

La Liga no es ajena a ese potencial, que le permite vender sus derechos a los canales de televisión de todo el mundo por una cantidad que nada tiene que ver con la que percibiría si el clásico desaparece de su programa. "La marcha del Barcelona afectaría a La Liga, como a España le perjudicaría que se independizase Cataluña", asumió Tebas, el jefe de la patronal.

El presidente de La Liga no ofreció cifras de lo que eso supondría para su competición. Pero debe de haberlo calculado. Tras el éxito en julio del segundo clásico de la historia celebrado fuera de las fronteras de España -se disputó en Miami-, Tebas no escondió su intención de que, en un futuro cercano, algunos de los Real Madrid-Barça/Barça-Real Madrid del campeonato español se disputen en otros países, con Asia y Estados Unidos como mercados prioritarios.

"El clásico tiene más impacto que la Superbowl", aseguró el presidente de La Liga, en declaraciones a la radio española Onda Cero. "Unas dos veces y media más, a nivel mundial", agregó.

"En una Catalunya independiente, el Barça tendría la suerte de poder elegir en qué Liga jugar", terció, hace un par de semanas, el presidente del Comité Olímpico Catalán, Gerard Esteva.

No parece tan claro. La ley no ampara esta elección. Pero los intereses económicos son tan grandes que resulta difícil pensar que Messi y Cristiano Ronaldo no seguirán midiendo fuerzas en la Liga Española.

La Prensa