Larissa Riquelme habló luego de que su novio es acusado de violador

La modelo es la novia del jugador Jonathan Fabbro, acusado de haber violado a su ahijada.

VER MÁS FOTOS
Fabbro ha contado con el respaldo de la chica paraguaya.
Fabbro ha contado con el respaldo de la chica paraguaya.

Asunción, Paraguay.

La reconocida modelo paraguaya Larissa Riquelme, pareja del futbolista argentino Jonathan Fabbro, ha salido en defensa de su novio tras la acusación de una supuesta violación a su ahijada de once años y que ha desatado tremendo escándalo durante los últimos días.

La chica que se hizo conocida en el Mundial de Fútbol 2010 en Sudáfrica donde fue apodada como La novia del Mundial, es pareja del jugador que se encuentra metido en graves problemas ya que además se filtraron supuestos chats de él con la menor.

"Podrá ser un mentiroso, pero no un violador. Podrá ser el hombre más mentiroso del mundo por sus antecedentes con miles de mujeres, pero no hay forma de que pueda dañar a una inocente. Él no va a hacer eso",indicó Larissa en unas declaraciones a la emisora Rock and Pop de Paraguay y que recoge el portal Infobae.

Y añadió: "Se sintió demasiado mal por todo eso, lo afectó muchísimo y vas a ver que se va a aclarar todo", respondió de manera rotunda.

SUPUESTOS MENSAJES

La conversación del jugador Fabbro que milita en Lobos BUAP de México, ocurrió en abril de este año y dispararon la denuncia de la madre de la menor, cargada de acusaciones de índole sexual.

Mandá fotos" le dijo a la niña. "No da. Pedile esas cosas a tu novia. A mi novio tampoco le mando fotos así", fue la respuesta de la menor, en los textos enviados por celular.

El mediocampista ofensivo de 35 años, jugó también en España, Brasil, Chile, Paraguay y Colombia. El jugador está en pareja con la modelo paraguaya Larissa Riquelme.

FABBRO1(800x600)
De momento, el jugador podrá jugar sin ningún problema con Lobos BUAP en el campeonato mexicano.
LARISSA 2.1(800x600)
Fabro y Larissa Riquelme son parejas desde hace vrios años.

Según la madre de la menor, quien denunció el hecho, el abuso no habría sido sólo un chat. Hace cinco años que vendrían los supuestos ataques sexuales.

Cuando la niña tenía seis años,habría perpetrado toqueteos, eyaculaciones en la boca y sexo oral, como también episodios en el auto de Fabbro y en la casa de su abuela, según señala el sitio minutouno.com.

La Prensa