Malala: Pensaron que con sus balas me callarían para siempre pero fracasaron

<p>La activista fue interrumpida en varias ocasiones por los aplausos de los asistentes, afirmó que no está en contra de nadie, ni siquiera de los talibanes en su país</p>

/

Malala Yousafzai, la adolescente paquistaní tiroteada por los talibanes en su país, pidió hoy en la ONU que la comunidad internacional redoble los esfuerzos para lograr "educación para todos".

"El 9 de octubre de 2012 los talibanes me dispararon. Pensaron que con sus balas me callarían para siempre pero fracasaron", dijo la joven en un inspirador discurso durante el acto organizado por la ONU para celebrar su decimosexto cumpleaños.

Acompañada por el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y el ex primer ministro británico Gordon Brown, la joven aseguró que sigue siendo la misma Malala, con las mismas ambiciones, esperanzas y sueños, y por ello volvió a pedir "educación para todos".

"Tomemos los libros y las plumas porque son nuestras armas más poderosas. Un libro y una pluma pueden cambiar el mundo", subrayó Malala, quien aseguró que "los extremistas siguen teniendo miedo a los libros".

Malala, interrumpida en varias ocasiones por los aplausos de los asistentes, afirmó que no está en contra de nadie, ni siquiera de los talibanes en su país, y aseguró que incluso si tuviera una pistola y estuviera frente a la persona que le atacó "no dispararía".

"Es algo que aprendí de Mahoma, el patrimonio que recibí de Martin Luther King y de Nelson Mandela, la filosofía de la no violencia que aprendí de Gandhi y la madre Teresa, el perdón que aprendí de mi padre y de mi madre", aseguró.

La adolescente paquistaní, que agradeció poder llevar hoy puesto un chador de Benazir Bhutto, reiteró que vino a Naciones Unidas para elevar su voz y pedir "educación para todos los niños".

"El Dia de Malala no es mi día, hoy el día de todos y cada una de las mujeres, niñas y niños que se han atrevido a defender sus derechos", concluyó la joven, quien agradeció "la cantidad de amor" que ha recibido en estos meses de recuperación.

La joven paquistaní MalalaYousafzai pedirá este viernes a la ONU más esfuerzos para impulsar la educación en el mundo, nueve meses después de ser atacada por los talibanes, que quisieron poner fin su campaña en favor de la escolarización de las niñas.

Malala celebrará con su primer discurso público su 16 cumpleaños tras su milagrosa recuperación del ataque a un autobús escolar cerca de su casa en el valle de Swat el 9 de octubre de 2012.

Desde entonces ha sido sometida a múltiples operaciones. Los médicos tuvieron que colocarle una placa de titanio para cubrir el agujero que una bala dejó en su craneo, mientras que uno de sus oídos ha quedado gravemente afectado.

Malala pedirá a los gobiernos del mundo que se comprometan en ofrecer educación primaria universal antes de que termine el 2015. También entregará al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, una petición con más de 330.000 firmas para que los 193 países miembro de la organización financien profesores, escuelas y libros.

"Esta frágil joven que fue herida gravemente se ha convertido en un poderoso símbolo no solo por el derecho de las niñas a recibir una educación, sino para que hagamos algo inmediatamente", aseguró el exprimer ministro británico Gordon Brown, enviado especial de la ONU para educación y organizador del Día Mundial por Malala.

"No habrá acuerdos con extremistas religiosos que digan que las niñas no deben ir a la escuela o dejar de ir a la escuela a los 10 años", explicó a la cadena estadounidense CBS.

La revista Time nombró en abril a la joven paquistaní como una de las personas más influyentes de 2013 y es considera una de las candidatas más fuertes para ganar el próximo Premio Nobel de la Paz. Además, ya ha firmado un contrato de tres millones de dólares para escribir su biografía.

Los talibanes dejaron claro que atacaron a Malala para decir al mundo que las niñas no tienen derecho a recibir una eduación. Han señalado que la joven sigue siendo su objetivo.

La ONU cifra en 57 millones lo niños en edad de acudir a la escuela primaria que no reciben escolarización. La mitad de ellos vive en países en conflicto. Malala empezó a escribir con 11 años un diario, bajo el pseudónimo de Gul Makai -una heroína pashtún-, que la BBC publicaba en sitio en urdu.

Tras el ataque, la familia de Malala se trasladó a vivir a Birmingham (centro de Inglaterra), donde la joven fue operada.

La Prensa