Más noticias

En auge zona comercial de Peña Blanca

<p>Pobladores de 26 aldeas aledañas llegan a hacer sus compras y trámites.</p>

/

Además de ser uno de los atractivos turísticos de Honduras, por su gran variedad de paisajes y fuentes de aguas naturales, Peña Blanca, en Santa Cruz de Yojoa, se ha convertido en el núcleo comercial del sector del Lago de Yojoa.

Según sus pobladores, en los últimos diez años el comercio de la zona ha tenido un crecimiento considerado, lo cual ha originado que la zona comercial sea similar y muchas veces superior al del casco urbano del municipio. Estar ubicada a 40 minutos de la cabecera es un factor de su desarrollo. Según el Departamento de Tributación, unos cuatro mil habitantes se dedican directamente al comercio. Funcionan más de 100 negocios.

A Peña Blanca llegan a comprar habitantes de 26 aldeas aledañas como Los Andes, Los Plancitos, El Cielito, El Dorado, San Luis Planes y varias comunidades de los municipios de San Francisco de Yojoa y Las Vegas, Santa Bárbara.

La comerciante Elda Santos manifestó que a pesar del auge de negocios están siendo víctimas de competencia desleal por parte de los vendedores ambulantes que no pagan permisos municipales ni servicios básicos, como agua potable y energía eléctrica.

La mayor parte de empresarios están afiliados a la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Yojoa; sin embargo, aseguran que no existe ninguna protección.

Santos agregó que la mayoría de los ingresos por pago de impuestos a la Municipalidad procede de Peña Blanca, por lo que exigen un plan de control para los vendedores ambulantes.

Manifestaron que durante los fines de semana llega la mayor parte de vendedores ambulantes, lo cual ocasiona que sus ventas bajen.

María Leiva, con muchos años de residir en Peña Blanca, comentó que es evidente el auge comercial, por lo que los alquileres de locales son más altos que en otras zonas de Santa Cruz.

Actualmente hay edificios comerciales en construcción que ofrecen espacios más modernos.

Por su significativo desarrollo, hay bancos, cooperativas, abarroterías, ferreterías, tiendas, hoteles y distribuidoras.

En la zona hay sitios turísticos, por lo que también es visitada por muchos extranjeros y también por nacionales.

Rigoberto Galeas, vendedor del mercado municipal, explicó que debido a la situación económica en el mercado provisional que construyó la Municipalidad, de más de 60 vendedores sólo quedaron 13, por lo que piden la construcción de un buen edificio. “Hacemos el llamado a las autoridades municipales, porque la ubicación y las malas instalaciones en las que estamos nos afectan en las ventas”, agregó Galeas

.