Pixar vuelve a ganar un Óscar con la fábula de ensueño "Soul"

"Soul" cuenta la historia de Joe Gardner, un humilde profesor de música de la secundaria en Nueva York que aspira a ser un pianista de jazz

Dana Murray y Pete Docter, ganadores del largometraje de animación por 'Soul', posan en la sala de prensa de los Oscar en el Union Station en Los Ángeles.
Dana Murray y Pete Docter, ganadores del largometraje de animación por 'Soul', posan en la sala de prensa de los Oscar en el Union Station en Los Ángeles.

Estados Unidos.

Soul, la fábula de ensueño de Pixar sobre el significado de la vida, estrenada en medio de una pandemia mortal, se alzó este domingo con el Óscar a la mejor película animada, el último de una larga lista de éxitos de la filial de Disney.

El film es el largometraje número 23 y la última historia original de Pixar, casa de la franquicia enormemente popular "Toy Story", así como de cintas premiadas como "Ratatouille", "WALL-E" y "Los Increíbles".

También es la primera película de Pixar con un protagonista negro.

"No teníamos ni idea de lo que el jazz podía enseñarnos sobre la vida. Al igual que un músico de jazz, podemos convertir cualquier cosa que ocurra en algo de valor y algo de belleza", declaró uno de los directores de "Soul", Pete Docter, al recibir el Óscar a la mejor película de animación.

Soul cuenta la historia de Joe Gardner, un humilde profesor de música de la secundaria en Nueva York que aspira a ser un pianista de jazz.


Después de conseguir tocar en un concierto que podría ser su gran oportunidad, Joe -que en inglés tiene la voz del ganador del Óscar Jamie Foxx, y en español, la del actor mexicano Óscar Flores- sufre una grave caída y se ve atrapado entre la Tierra y la otra vida.

Luego termina por error en el "Gran Antes", un mundo donde las almas no nacidas se preparan para la vida y obtienen sus rasgos de personalidad, buenos y malos, antes de obtener un cuerpo humano.

Este universo abstracto, imaginado por el legendario creador de Pixar Pete Docter, guionista y director de las oscarizadas "Up: una aventura en altura" e "Intensa-mente", explora las profundidades de la condición humana: ¿nacemos con un propósito? ¿Tiene sentido la vida? ¿Necesitamos encontrar ese significado?

La película alterna entre las muy realistas calles de Nueva York y el universo de fantasía del "Gran Antes".


Pixar, pionera tanto en el tema como en el formato de las películas animadas, vuelve sobre el tema de la muerte, como lo hizo con "Up: una aventura en altura" y nuevamente con "Coco".

Soul también toma prestados elementos de "Intensa-mente", un film de 2015 que analiza el funcionamiento interno de la mente de una niña introvertida.

Docter le dijo a la publicación Deadline a principios de este año que Soul es "una investigación sobre lo que realmente está pasando en la vida y cómo se supone que debemos vivir".

El codirector y escritor Kemp Powers agregó: "Es esta idea de que la vida se trata de improvisar y tener que tomar todas las cosas inesperadas que te caen y convertirlas en algo valioso, convertirlas en algo hermoso".

Powers dijo que Pixar proyectó la película para audiencias de prueba para asegurarse de que no fuera demasiado sombría para los niños.

"Se dan cuenta de todo. Son muy inteligentes", dijo Docter a la radio pública NPR.

Docter también dijo que discutieron la idea con "sacerdotes, rabinos y expertos en el Islam, el hinduismo (...) para ver cómo estas diferentes tradiciones miran el alma y el más allá y el mundo más allá de nuestras formas corporales".

Soul terminó compitiendo en los Óscar con otra película de Pixar, "Unidos" (Onward), estrenada casi un año antes, porque el calendario de la temporada de premios se vio alterado por el covid-19.

La Prensa