Chicos
'Cupcake y Dino' tiene 13 capítulos en la plataforma de streaming Netflix.
'Cupcake y Dino' tiene 13 capítulos en la plataforma de streaming Netflix.

"Cupcake y Dino", una serie animada con mucha magia

La historia cuenta la vida de un dinosaurio muy aventurero y su hermano sensato

Redacción.

El creador brasileño Pedro Eboli pone como ejemplo el amor de los hermanos en un show que propone un mundo mágico con la realidad y naturaleza del día a día de los adultos.

Cupcake y Dino, que tiene 13 capítulos en la plataforma de streaming Netflix, es un espectáculo pensado para toda la gente, apela a la nostalgia de la estética de los 80 y 90, pero suma la diversión y colores actuales para los niños y nuevas generaciones.

La historia cuenta la vida de un dinosaurio muy aventurero y su hermano sensato, quienes ofrecen servicios generales de reparación al resto de la población: casas parlanchinas, limones, gatos unicornios y árboles que tienen empleo.

"Primordialmente es un show de comedia, queríamos que fuera muy divertido, pero además de eso estábamos preocupados de que los personajes fueran gentiles y buenos el uno con el otro.
"Es un show que tiene un gran corazón. Una de las reglas que nunca se rompen es que Cupcake y Dino se aman, pueden estar en desacuerdo con algunas cosas y tener su propio método para resolver problemas, pero siempre están del mismo lado, porque son hermanos", señala el creador de 37 años, establecido en Sao Paulo.

De acuerdo con el también creador de Oswaldo (que se transmite por Cartoon Network cada jueves), resulta muy placentero ver su contenido expuesto en cerca de 190 países y demostrar las emociones humanas, así como intentar que sus personajes conecten con la audiencia.

Aunque la propuesta desde su comienzo es que no fuera un show didáctico, en cada uno de los episodios de Cupcake y Dino los protagonistas se encuentran en situaciones de las que aprenden y dan un mensaje positivo.

"Lo primero que hice fue animar estos personajes desde mi casa, hace seis años, estaba sentado en la cama y los dibujé por diversión, hice un video pequeño con ellos bailando, saltando y haciendo cosas raras. Después pensé que podrían ser grandes personajes para un programa de televisión, se ven muy distinto el uno del otro, pero al mismo tiempo se ve que pertenecen al mismo universo.

"La inspiración partió de mi relación con mi hermana, que aunque tiene 34 es muy pequeña y tierna, se ve como si tuviera 18, pero al mismo tiempo tiene un carácter muy fuerte, es una buena mamá, profesional, hace 10 cosas al mismo tiempo y es mucho más adulto que yo. Es la inspiración detrás de Cupcake y por supuesto que yo soy el grandote, gordo, torpe, como Dino, soy un adulto que trabaja con caricaturas y aún las ve la mayoría del tiempo", enfatiza entre risas Eboli.