"Dios me permitió estar allí": relata conductor de Hugo que auxilió a pequeña tras accidente

"Me partió el alma ver a un niño en esa situación porque también soy padre", compartió el hondureño que se convirtió en un héroe para los internautas.

El motorista Luis Enrique Gómez no dudo en auxiliar a la pequeña Michelle.

Redacción.

De un día para otro, el joven sampedrano Luis Enrique Gómez de 28 años de edad se convirtió en un héroe para miles de internautas en las redes sociales, después de haber auxiliado a una niña que resultó herida en un accidente de tránsito en San Pedro Sula.

El accidente se produjo en la intersección del bulevar del norte con la tercera avenida y las impactantes imágenes no tardaron en viralizarse por Facebook, Twitter e Instagram.

Tras el fuerte impacto del vehículo rojo contra la motocicleta, tanto la pareja como la menor que viajaba con ellos, se quedaron inmóviles sobre el suelo, luego de haber salido disparados hacia el aire.

Gómez, quién desde hace seis meses trabaja para la empresa de delivery "Hugo", no pestañeó en interrumpir sus labores, bajarse de su motocicleta y correr a levantar a la pequeña Michelle en sus brazos, para ponerla en un lugar fuera de peligro.

"Yo venía saliendo de un comercio, de traer un pedido e iba hacia Río Blanco, en ese momento vi cuando el carro atravesó y ocurrió la tragedia. Me dio gran pesar, me partió el alma, porque yo tengo hijos y es triste ver a un niño en esa situación", relató Luis.

Junto al joven, varios conductores se acercaron a la familia para revisar su condición física, pues el conductor del vehículo implicado se dio a la fuga, aunque luego fue localizado.

Pero fue justo la imagen del motorista de Hugo junto a la niña que se viralizó por todas las redes y gracias a esta imagen ha recibido cientos de felicitaciones y hasta homenajes.

Humanidad

"Antes que todo hay darle la gloria a Dios, porque él fue quien permitió que yo estuviera allí en ese preciso momento para ayudar a esa familia, en este caso a la bebé", compartió Luis Enrique, ya descansando desde su casa en una entrevista por Zoom para LA PRENSA.

Ante los cientos de comentarios que le han llegado después de hacerse viral, Gómez espera que su acto de humanidad inspire a otros hondureños a hacer buenas acciones y siempre sacar lo mejor para ayudar a otros, sin importar la raza o religión.

"Es algo que uno no espera de todo el pueblo hondureño, a pesar de tantas cosas que pasan en el país, siempre es bueno rescatar lo que los seres humanos hacemos. Para mi es un privilegio el poder haber estado en ese momento y quiero agradecer a la gente que manda buenas vibras", añadió.

Luis Enrique, que es padre de tres pequeños (7, 4 y un bebé de 1 año y medio), también hace un llamado a los motociclistas y conductores de vehículos o cualquier tipo de transporte para tomar conciencia y respetarse los unos a los otros. "Ese día fueron ellos, otro día puede ser alguno de nosotros o un familiar nuestro", aconseja.

La Prensa