Protocolo de bioseguridad por COVID-19 para talleres de mantenimiento automotriz

Esta es la guía aprobada por la Secretaría de Trabajo y Seguridad Social para retomar las actividades.

Tegucigalpa.

La Secretaría de Trabajo y Seguridad Social elaboró varios protocolos de bioseguridad para los distintos rubros que operan en el país, en los que se enlistan recomendaciones para volver a las actividades bajo una nueva normalidad.

El lunes 1 de junio se iniciaron pruebas piloto para la reapertura de la actividad económica en el país, y el día 8 se espera que sea una apertura total, por lo que las empresas deberán someterse bajo los protocolos de bioseguridad indicados.

Estas son las precauciones y medidas específicas para la seguridad y salud en el lugar de trabajo en los distribuidores de vehículos automotores y afines:

Medidas generales.

Existen al menos 7 medidas de cumplimiento general, que deben ser establecidas para todas las actividades económicas.

1. Distanciamiento o aislamiento de personas.

Sensibilización sobre el manteniendo de las distancias de seguridad recomendadas entre personas (entre 1,5 y 2 metros). Sensibilización sobre el tipo de saludo y el contacto físico entre las personas. Creación de estrategias para el uso de lugares o áreas comunes, de reunión o concentración de personas.

2. Normas de etiqueta respiratoria.

Son un conjunto de medidas recomendadas para evitar trasmisiones respiratorias de agentes biológicos. Las medidas son:

– Toser y estornudar cubriéndose la nariz y la boca con el ángulo interno del codo flexionado (fosa del codo o cubital).
– Utilizar pañuelos o toallas desechables, y desecharlos tras su uso.
– Depositar los pañuelos o toallas desechables en recipientes con este fin, con tapas de pedal.
– Evitar tocarse la nariz, la boca y los ojos de manera innecesaria.
– Lavarse y desinfestarse las manos antes y después de tocarse la nariz, la boca y los ojos.
– Lavarse las manos de manera frecuente, en especial cuando se han manipulado objetos o se ha tenido contacto con superficies.
– Conversar manteniendo distancias de seguridad, en especial cuando se realice con personas con síntomas respiratorios.
– Evitar saludar de mano, incluso utilizando guantes.
– Evitar tener contacto físico con sus compañeros de trabajo, clientes y proveedores.
– Evitar entrar en contacto con personas sospechosas o con síntomas y signos respiratorios.
– Evitar lugares o espacios con aglomeraciones de personas.
– Informar y buscar ayuda médica si se presentan síntomas o signos respiratorios o si se ha estado en contacto directo con personas sospechosas o con síntomas respiratorios.
– Informar sobre la presencia de personas sospechosas o con síntomas respiratorios, en especial en lugares y centros de trabajo.

3. Lavado de manos.

Capacitación sobre la técnica adecuada para el lavado de las manos. Por lo general, se recomiendan la técnica establecida por la Organización Mundial de la Salud (OMS). La duración mínima es de un (1) minuto

– Mojar las manos con agua y jabón.
– Enjabonar muy bien la palma, el dorso, entre los dedos y las uñas.
– Aclarar bien los restos de jabón y si es necesario, repetir el proceso.
– Secar adecuadamente las manos con una toalla de papel.

El lavado y desinfección debe de ser frecuente, mientras desarrollan la actividad laboral. La frecuencia debe de ser establecida de acuerdo al tipo de actividad. Capacitación sobre los productos adecuados para el lavado y desinfección de las manos (agua y jabón, alcohol con glicerina, alcohol gel). Estos productos deben de ser suministrados por la persona responsable o el empleador. Los centros y puestos de trabajo deben contar con instalaciones para el lavado de manos que dispongan de agua y jabón, dispensadores de alcohol en gel o en glicerina.

El lavado de las manos se realizará de manera obligatoria, antes de colocarse el EPP y después de su retirada. Cuando las manos están visiblemente limpias, la higiene de manos se hará con productos con base alcohólica; si estuvieran sucias o manchadas se hará con agua y jabón antiséptico. La utilización de guantes nunca exime de realizar un correcto lavado de las manos luego de su retirada. Las uñas deben estar cortas y bien cuidadas.

Lavarse o desinfestarse las manos deberá de ser una medida necesaria en las siguientes situaciones:

– Luego de toser o estornudar.
– Antes y después de tocarse o sonarse la nariz.
– Antes y después de utilizar cualquier medio de transporte, en especial si es colectiva o público.
– Antes y después de visitar lugares públicos.
– Antes y después de manipular objetos, desechos sólidos o líquidos, dinero.
– Antes y después de tocar animales o personas.
– Antes y después de comer.
– Antes y después de utilizar los servicios sanitarios.
– Antes y después de la realización del trabajo.
– Durante la realización del trabajo, la frecuencia dependerá del lugar de trabajo y el tipo de actividades y tareas que se desarrollan. Estará definida en cada organización o centro de trabajo.

4. Limpieza y desinfección de objetos y superficies.

Aseguramiento de una correcta limpieza de los objetos y las superficies. El procedimiento de limpieza y desinfección de objetos y superficies relacionados con el trabajador se realizará de acuerdo con la manera habitual de limpieza y desinfección del centro de trabajo. Garantizando que la frecuencia esté relacionada con el uso de los mismos. Luego de la limpieza y desinfección los mismos deben de quedar sin humedad.

Para la limpieza y desinfección se pueden emplear toallas con desinfectante, agua y jabón o los detergentes y desinfectantes que de manera habitual se encuentran autorizados para tal fin (con efecto virucida) y para las superficies se utilizará material textil desechable.

La limpieza general se hará siempre en húmedo, desde las zonas más limpias a las más sucias, desde adentro hacia afuera.
Se debe de evitar en lo posible el uso de escoba en áreas de mayor riesgo.
Se utilizarán técnicas de doble cubo.
El material utilizado que sea desechable, se introducirá en un contenedor de residuos con tapa y etiquetado con las advertencias precisas.
Las superficies se deben limpiar con soluciones recomendadas por los organismos internacionales y comprobada su eficacia contra Sars-CoV-2.

Dentro de las recomendaciones están:
Para objetos personales (pantallas, teléfonos, tablets):
Utilice una solución de alcohol al 70% al menos, rocíe y deje secar al aire o frote con un paño y deje secar al aire
Para superficies de trabajo, pisos, paredes, puertas, escritorios, zapatos, automóviles y otras superficies:
Utilice una solución de cloro de uso doméstico (al 5%) diluida de la siguiente manera:
Cuatro cucharaditas de cloro por litro de agua, rocíe o frote y deje actuar por al menos 10 minutos.
Utilice amonio cuaternario al 5% de dilución, siga las instrucciones de cada proveedor para su dilución en caso de ser más concentrado. Espere al menos 10 minutos para que actúe.
Utilice el peróxido de hidrógeno uso comercial al 3% deje actuar por al menos 5 minutos.
Para todo producto utilizado en limpieza de superficies y desinfección de SARS-CoV-2 se debe consultar las indicaciones de uso ya que la concentración de los componentes activos puede variar de presentación industrial al doméstico y de marca en marca.

5. Manipulación y uso de Equipo de Protección Personal.

Capacitación sobre el uso y manipulación (puesta y retirada) de los EPP.
Los EPP de un solo uso o los desechables, debe de ser eliminado bajo los estándares establecidos para evitar la contaminación cruzada de otros sitios, objetos, productos o superficies.

6. Funcionamiento de sistema de seguridad y salud.

En las organizaciones o centros de trabajo donde esté conformada y en funcionamiento la Comisión Mixta de Higiene y Seguridad, esta debe de jugar un rol fundamental durante la implementación de las medidas por la COVID-19. Es imprescindible que se establezcan un sistema de vigilancia y control sobre el acatamiento y el cumplimiento de todas las medidas, directrices, normas, orientaciones y otras que se dispongan dentro de la organización o centro de trabajo.

Es necesario que las organizaciones o centros de trabajo que disponen de servicios de atención en salud, extremen las medidas de detección de sospechosos y enfermos.

El personal de salud debe de estar debidamente capacitado para el abordaje de personas sospechosas o enfermos por la COVID-19, según los protocolos y estándares establecidos en el país y en su defecto, en la organización o centro de trabajo.

Si la organización o centro de trabajo dispone de un programa o plan de vigilancia, debe de considerar las medidas necesarias para adaptarlo a las regulaciones y orientaciones que garanticen la comunicación constante con las autoridades e instituciones responsables.

Si la organización o centro de trabajo no dispone de estrategias de vigilancia, debe de garantizarse la comunicación constante con las autoridades e instituciones responsables. En todo caso, la organización o centro de trabajo debe mantener un mecanismo de comunicación directa para la notificación inmediatamente sobre la sospecha de casos.

Medidas específicas.

Es necesario dar a conocer las medidas generales de prevención de la COVID-19 en todos los centros de servicio (agencias) de los distribuidores de vehículos automotores. Cada uno de los trabajadores debe de seguir los protocolos recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y por el Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (SINAGER) para la prevención.

Existen escenarios críticos donde es necesario cumplir y extremar algunas medidas de prevención especificas independientemente de la actividad económica que desempeñe la persona.

Estos escenarios son los siguientes:

1. Transporte Vivienda al Trabajo (organización o centro) y viceversa:

Estas medidas incluyen al conductor, a los encargados de velar por el cumplimiento de las medidas y a todos los usuarios del medio de transporte, en cada uno de los viajes que se realice

– Tomar la temperatura corporal con termómetro clínico digital infrarrojo o láser, utilizando la técnica adecuada, previo abordaje del medio de transporte. En el caso de tener una temperatura superior a los 37,5º C, no se permitirá el abordaje del transporte, y se le orientará sobre el protocolo a seguir según han establecido las autoridades nacionales.
– Realizar la desinfección de las manos previo abordaje del medio de transporte.
– Traer puesto y mantener durante todo el viaje el EPP requerido (al menos mascarilla).
– Guardar el distanciamiento seguro entre las personas.
– Practicar durante la ruta de viaje la ventilación abierta, asegurando la calidad del aire.
– Utilizar la ventilación natural, en ningún caso el aire acondicionado.
– Garantizar la limpieza y desinfección de todas las superficies internas y externas del medio transporte (utilizar las técnicas y los productos recomendados en limpieza y desinfección de objetos y superficies).
– Garantizar la limpieza y desinfección de todas las superficies de los asientos (utilizar las técnicas y los productos recomendados en limpieza y desinfección de objetos y superficies).
– Intentar no tocar de manera innecesaria las superficies del medio de trasporte.

2. Salida y entrada a la vivienda.

– Realizar lavado de manos con agua y jabón y/o desinfección con alcohol o gel desinfectante.
– Colocar el EPP requerido (al menos mascarilla).
– Establecer diferentes accesos para la salida y la entrada y respetar esa medida de manera estricta.
– Retirar los zapatos y realizar limpieza y desinfección en toda su superficie.
– Retirar todos los objetos personales (celular, lentes, llaves, dinero) y realizar limpieza y desinfección en toda su superficie.
– Retirar, desinfestar y desechar o guardar los EPP utilizando las técnicas adecuadas. En el caso de desechar EPP como mascarillas o guantes, deben de seguirse las técnicas adecuadas. En el caso de guardar la mascarilla para ser reutilizada, debe de seguirse un estricto protocolo de seguridad.
– Desvestir y colocar la ropa en un cesto con tapa para su lavado y desinfección.
– Ingresar descalzo y sin ropa y dirigirse directamente a realizar una limpieza y desinfección corporal. Es importante que la higiene corporal, incluya el pelo.
– Evitar el contacto con cualquier persona antes de que no esté garantizado que su cuerpo está limpio y desinfectado.

3. Entrada y Salida de la organización o centro de trabajo.

– Utilizar el Equipo de Protección Personal adecuado (al menos mascarilla).
– Colaborar con las medidas de filtro de supervisión general previo al ingreso a la empresa (toma de temperatura, interrogatorio breve).

Las empresas que cuentan con servicio de atención en salud propio deben establecer áreas de tamizaje / cribaje / triaje para captación de trabajadores sospechosos de contacto o con sintomatología respiratoria y cumplir protocolos establecidos por las autoridades sanitarias del país.

Las empresas que no cuenten con servicios de salud interno deberán establecer comunicación con las autoridades sanitarias locales, para definir conductas relacionadas con la captación de trabajadores sospechosos de contacto o sintomáticos.

– Realizar la desinfección de las manos.
– Utilizar el lavado de zapatos o pediluvio.
– Sustituir los mecanismos para el control de la asistencia, de métodos de mayor riesgo (por contacto como huellas digitales, tarjetas, carnet con código de barra) a métodos de menor riesgo (sin contacto como tarjetas prox, RFID con microchip, fotografía, grabación de videos).
– Enviar a casa a todo trabajador que presente síntomas de la enfermedad o haya tenido contacto con personas confirmadas o bajo sospecha de SARS-CoV-2.
– Establecer los mecanismos de monitoreo, control y seguimiento para que los trabajadores de las compañías contratistas que brindan servicios a las empresas u otro personal ajeno a la organización o centro de trabajo, que sean sospechosos o enfermos de SARS-CoV-2 no ingresen al centro de trabajo, pero se les garantice atención médica de manera oportuna.
– Establecer protocolos de higiene y desinfección previos a la salida de la empresa.
– Instalar recipientes con tapa de apertura con pedal, para el depósito de EPP desechable si fuera necesario.

4. Entrada, salida y permanencia en el lugar de trabajo.

– Utilizar el Equipo de Protección Personal adecuado (al menos mascarilla).
– Realizar la desinfección de las manos.
– Realizar de manera rutinaria la limpieza y desinfección de los objetos y superficies en el lugar de trabajo.
– Utilizar el lavado de pies o pediluvio.
– Utilizar las vías, trayectos o caminos establecidos, respetando las señalizaciones con este propósito.
– Utilizar de manera frecuente el lavado y desinfección de las manos utilizando las instalaciones y las pausas habilitados con este propósito.
– Guardar el distanciamiento seguro entre las personas y las estaciones o puestos de trabajo.
– Cumplir con todas las obligaciones que habitualmente existen en el lugar de trabajo.
– Limitar la movilización dentro de las instalaciones de la empresa a los lugares estrictamente necesarios, de acuerdo a la descripción de su puesto de trabajo, respetando las recomendaciones de distanciamiento.
– En los horarios de receso y descanso, si el trabajador decide salir de las instalaciones de la organización o centro de trabajo, deberá cumplir con los protocolos de higiene y desinfección requeridos para la salida y reingreso a la organización o centro de trabajo.
– Cumplir con todas las medidas de seguridad y salud que habitualmente existen en el lugar de trabajo.

Protocolo de atención al cliente.

Se debe de explicar a los clientes que se están tomando las medidas preventivas necesarias contra la COVID-19, esto se debe realizar de manera presencial en las agencias (labor del recepcionista) y a través de conectividad con el cliente y mercadeo digital.

Reglas específicas de distanciamiento.

Horario propuesto:
De 9:00 a.m. a 3:00 p.m. con el objetivo de que los trabajadores no circulen en horas no autorizadas por el gobierno.Toma de la temperatura corporal a los clientes, con termómetro clínico digital infrarrojo o láser, utilizando la técnica adecuada. En caso de presentar una temperatura superior a los 37.5° C se le debe notificar de manera amable que por protocolos internos no se le puede permitir el ingreso a la agencia y se les orientará de las medidas a seguir según han establecido las autoridades nacionales.

– Distanciamiento de seguridad mínimo entre 1.5 y 2 metros.
– No hay contacto físico al saludar entre personas.
– No hay intercambio de teléfonos o cualquier otro equipo posible portador del virus.
– No se intercambian lapiceros ni documentos, toda la operación se hace por vía digital en la medida de lo posible y, dependiendo del tamaño, estructura y organización, también se pueden utilizar tablas para que el cliente pueda firmar, tomar su copia y retirarse al lugar indicado por el personal de atención al cliente.
– El cliente podrá ver vehículos automotores sin entrar o subirse a los mismos, para evitar contacto y aislamiento del virus.
– El cliente puede permanecer en áreas de espera manteniendo mascarilla todo el tiempo y guardando la distancia mínima de entre 1,5 y 2 metros de otras personas.
– Las unidades-repuestos u otros se recibirán en las áreas indicadas previamente demarcadas por el distribuidor.
– Las unidades se mantendrán en salas techadas con las ventanas abiertas durante el horario de atención.
– El personal de limpieza debe realizar rutina de limpieza en puntos de contacto cada dos horas, con énfasis en: Puertas, manecillas, manubrios de los vehículos automotores, mostrador, sillas, escritorios.
– Se debe buscar apoyo con el área de mantenimiento de aires acondicionados, la mejor forma de mantener el aire limpio y sin agentes suspendidos en el aire.
– Se omite el uso de salas de reuniones, estas deberán permanecer cerradas para evitar aglomeraciones.
– La empresa deberá señalizar con cinta amarilla las áreas que no deben ser utilizadas como medidas de seguridad. Áreas del personal que está bajo la modalidad de teletrabajo, como ejemplo.
– Se realizará un paro de labores por 5 minutos cada hora para que todo el personal se lave las manos, siempre manteniendo la distancia recomendada entre personas (entre 1.5 y 2 metros).

Procedimientos según sistema de trabajo.
Área de Taller de servicio.
Se apertura con el 50 % de su capacidad como máximo, si en la medida la capacidad instalada se puede reducir, se recomienda hacerlo y no exceder un máximo de 30
personas en las instalaciones. Citas.

Las organizaciones o centros de trabajo que cuenten con la modalidad de CITA PREVIA habilitarán su centro de atención telefónica para programar las visitas del taller con el cumplimiento obligatorio de este horario. Si el cliente pierde su cita, deberá reprogramarla con el mismo mecanismo a través del centro de atención telefónica, con el fin de evitar aglomeraciones por descoordinación de tiempos.

En caso de no contar con sistema de citas, se sugiere ir atendiendo clientes según orden de llegada y dejándolos en fila de espera y según la carga de trabajo de los talleres, siempre manteniendo las distancias estipuladas entre clientes.

Recepción de vehículos en el taller.
Los talleres deberán recibir un vehículo por bahía, no deben existir colas, ya que se ha coordinado cita previa, en la medida de lo posible, para evitar aglomeraciones. Si no hay sistema de citas, deberán ir pasando a cola de atención dentro del vehículo. Se le explica al cliente que se realizará el proceso de desinfección.

El asesor de servicio debe constatar en base a Placa del automotor que la cita está en agenda, o en su defecto, que el orden de llegada corresponda a su turno, todo esto antes de invitar al cliente a salir de su vehículo. Aquí debe verificar que el cliente use en todo momento mascarilla y deberá brindarle alcohol gel a la salida del vehículo.

Si se confirma la cita, el asesor invita a conductor a bajar del vehículo y proceder con la recepción de éste, colocándole las protecciones a timón, palanca de velocidades, asiento del conductor, así como, alfombras de piso. Se deben desinfectar los siguientes elementos:

– Manecillas (exterior e interior).
– Palanca.
– Timón.
– Llaves.
– Palanca o botón de freno de estacionamiento (si aplica).
– Botón de Push Start (si aplica).
– Mandos de luces.

En la medida de lo posible se promoverá la ejecución de mantenimientos preventivos y elementos de desgaste. Reparaciones mayores se atenderán sólo si es un caso de urgencia, se deberá revisar caso por caso.

Una vez se recibe la unidad, se entrega documento al cliente. Se sugiere que antes de retirar documentos de la impresora, el asesor debe limpiarse las manos con alcohol gel para no transportar bacterias en los documentos impresos.

El asesor de servicio verifica el retiro del conductor de las instalaciones del taller para garantizar que no ingrese a otras áreas de la compañía. Se invita al cliente a retirarse de las instalaciones mientras se realizan los trabajos, con el fin de evitar aglomeraciones.

Recepción de motocicletas en el taller.
– El cliente coloca su motocicleta en Área Previamente demarcada.
– El cliente procede a retirarse del recuadro demarcado hacia la línea indicada.
– El Técnico se acerca a la unidad y procede a desinfectar manubrios, manecilla y sillones, posterior se retira del recuadro.
– El Asesor de Taller desde el área previamente demarcada consulta al cliente cuál es el servicio que requiere y se procede a llenar la orden manual o digital, con la respectiva inspección 360.
– Se le indica al cliente que se le colocará la tabla sobre el sillón de la unidad para que pueda firmar y tomar la copia que se le indique.
– Se coloca la tabla sobre el sillón con la orden para que el cliente la pueda firmar, toma la copia y se retira hacia el área demarcada.
– El Asesor se acerca hacia la unidad para tomar la tablilla y le indica al cliente la hora de entrega de la unidad, se retira del recuadro.
– El técnico asignado procede a trasladar la unidad hacia su bahía y procede a trabajar la unidad.

Ejecución de actividades y tareas laborales.
Se deberá ejecutar protocolo de desinfección del vehículo al momento de trasladarlo del área de recepción a las bahías de trabajo. Esta incluye limpieza de manecillas, llaves, y cualquier elemento de contacto. Esta persona debe contar con toda la protección: mascarilla, guantes, lentes, gabacha o uniforme de trabajo y esperar el tiempo antes de trasladar el vehículo automotor a la zona de trabajo.

Internamente taller con la agenda de citas o recepción de unidades ingresa la unidad a la zona de trabajo asignada. Se deben trabajar los vehículos, dejando una bahía de por medio, dependiendo a tamaño, estructura y operación de cada uno de los distribuidores.

El personal de bodegas en taller debe mantener las medidas de higiene durante su estadía para la asignación de repuestos a cada orden de trabajo.

Entrega de la unidad (vehículos y motocicletas).
Para la entrega de la unidad se debe agendar hora específica con el cliente, de tal forma que el proceso de entrega sea lo más abreviado posible.Llevar a cabo la limpieza de la unidad de acuerdo a protocolos de desinfección internos.

Se recomienda que, en los pasos en atención al cliente y cajas para cancelar el servicio, deberá ingresar una persona a la vez. Los encargados de seguridad deben velar por este orden para evitar aglomeraciones en salas de espera. Se sugiere el pago por medios electrónicos para todos los trabajos, ya que esto minimiza el contacto con el efectivo, así mismo se facilita la limpieza constante del POS electrónico. Caso contrario el cliente se dirige a la caja a cancelar con la factura previamente colocada en la unidad.

Al momento que el cliente cancela, debe salir de la sala de taller a esperar su vehículo automotor en la bahía que el asesor de servicio le indique. Frente al cliente, el asesor quita todas las protecciones provisionales y entrega el vehículo al cliente, evitando cualquier contacto con él. El mostrador del facturador y cajero se deben desinfectar constantemente.

Área de ventas (automóviles, motocicletas y repuestos).

Venta de repuestos.
Funciones del personal de seguridad: Se encarga de ordenar a los visitantes en la entrada, confirmando la cotización y/o compra de repuestos.
Asigna el turno de ingreso para que sólo esté UN cliente y UN asesor de repuestos en mostrador.

Vendedor de Repuestos.
Sólo habrá un encargado en bodega para entrega y despacho de los repuestos. Si el cliente trae muestra del repuesto que necesita el asesor de repuestos está obligado a desinfectar la muestra del repuesto y desinfectar nuevamente las manos del cliente. Se emite oferta en forma digital, sólo en casos necesarios se emitirá cotización en físico, siempre y cuando el vendedor de repuestos se limpie las manos con alcohol gel antes retirar los documentos impresos y entregarlos al cliente.

En caso concretarse la venta, el asesor entrega el repuesto al cliente y verifica su salida junto con el personal de seguridad, antes de permitir el ingreso del próximo cliente. Al salir el cliente, el vendedor de repuestos o la persona de limpieza deberán limpiar todo el mostrador para dejarlo en condiciones óptimas de limpieza. Se invita a las distribuidoras que tengan la opción de ventas por teléfono y entrega a domicilio, sea implementado, para reducir las visitas a sala.

Cajas.
– Una persona en caja para la cancelación del repuesto.
– Se promoverá el pago de forma electrónica para evitar el contacto con el efectivo.
– Esta persona deberá evitar el contacto físico con los clientes y deberá portar todo el equipo de protección personal adecuado.

Ventas de vehículos.
– Se abrirán las salas de ventas con el 30% de su capacidad, cuyo enfoque principal es atender a clientes del sector industrial, agrícola, carga de productos y servicios básicos que necesitan estas unidades para atender la crisis que estamos viviendo, y así mismo, necesaria para el empuje de su motor económico/negocio.
– Personal de seguridad da indicaciones al visitante:
– Pararse sobre la alfombra desinfectante.
– Aplicarse alcohol gel en las manos.
– Abre puerta de entrada y luego la desinfecta con toalla húmeda desinfectante.

Recepción.
– Atiende al cliente y canaliza su necesidad.
– Documenta la visita del cliente con número de identidad, para llevar récord de visitantes ante las autoridades sanitarias.
– Solo se permitirá el acceso de una persona en concepto de cliente. Si el cliente lleva acompañantes, estos se quedarán en zona de espera abierta y con el distanciamiento mínimo.

Vendedor.
– El vendedor sale a recibir al cliente a recepción.
– El vendedor explica al cliente las limitaciones para poderle atender.
– El Vendedor promueve el intercambio de información por vía digital.
– El vendedor conduce al cliente a su proceso de ventas manteniendo las reglas de distanciamiento y uso del equipo de protección.
– No hay intercambio de documentos.
– En caso de firmas, el cliente deberá utilizar su propio lapicero para evitar el intercambio de elementos con el vendedor.
– Se sugiere disponer de lapiceros nuevos y desinfectados a disposición del cliente que no posea uno.
– El Vendedor acompaña al cliente durante toda la visita y así mismo lo acompaña hasta la salida, para garantizar que no se qued

La Prensa