Todo lo que una mujer debe saber de mecánica automotriz

No debes volverte una experta, pero es conveniente que sepas los conceptos básicos en caso de imprevistos

En la actualidad son cada vez más las mujeres que se lanzan a la carretera conduciendo su propio vehículo, pues las diversas necesidades de transporte varían de acuerdo al trabajo, estudios universitarios, centros de recreación, entretenimiento y demás diligencias.

Pese a que, desde hace muchos años los automóviles ya no son exclusivamente para los hombres, hay muchas mujeres que no saben qué hacer cuando ocurre un percance mecánico; los nervios se apoderan de ellas y se sienten acorraladas por la falta de conocimiento.

Si te identificas con esta situación, debes procurar que no vuelva a suceder, por eso, es de suma importancia que sepas los conceptos básicos de mecánica automotriz y cuándo debes aplicarlos para que te sientas más segura mientras disfrutas conducir a solas con tu música favorita.

Nelson Soto, mecánico automotriz con más de 30 años de experiencia, te brinda los siguientes consejos para que estés preparada la próxima vez que tu carro te sorprenda.

Conoce tu vehículo: Es importante que sepas la información general; ejemplo, el modelo, el año, tipo de motor, número de llantas, etc. También debes familiarizarte con el tablero para identificar todas las funciones y necesidades que este marca (nivel de combustible, temperatura, carga de batería, velocidad, bolsa de aire, estado del motor y otras emergencias).

Revisa los neumáticos: Acostúmbrate a chequearlos todos los días antes de salir de casa o de cualquier otro lugar en el que estés, ya que podrían pincharse sin que te des cuenta y quedarás varada a medio camino.

Llanta de repuesto: Asegúrate de llevar siempre en el baúl una llanta de reemplazo que esté en óptimas condiciones para usar cuando lo necesites. Además, es muy útil que sepas cambiar una llanta, debes perder el miedo a hacerlo tú misma mientras logras llegar a un taller y te auxilien. Ten siempre en cuenta que no todas las personas que transitan por la carretera tendrán el tiempo o la amabilidad de ayudarte, por eso tienes que ser independiente.

Kit de emergencia: En tu carro nunca deben faltar las herramientas de emergencia, de esta manera, te ahorrarás tiempo y dolores de cabeza. Nelson sugiere siempre contar con una llave de rueda, un jack para levantar el auto, un cono o triángulo, cables para pasar corriente, un termo grande con agua, desarmadores, guantes, un extintor y un lazo o cadena muy resistente por si necesitas ser remolcada.

Cambio de aceite: El motor de tu automóvil necesita aceite para su adecuado funcionamiento, “se debe cambiar el aceite y el filtro en el lapso indicado por el fabricante de tu vehículo, esto dependerá en el kilometraje recorrido o el tiempo de uso, generalmente se hace de dos a cuatro veces al año”, indica el experto.

co-mecanica3-090421(800x600)
Puedes tomar un curso de mecánica básica o buscar tutoriales para que practiques en casa y aprendas trucos que te sacarán de apuro.



Líquido de frenos: “¡Imprescindible! De aquí depende mucho tu seguridad, por eso debes estar pendiente de su mantenimiento”, comenta Soto. Lo que ocurre es que, cada vez que frenas, la pastilla hace fricción con el disco y, a mediano plazo, se produce un desgaste, el cual podría llevarte a un fatal accidente, explica.

Luces: Tienes que revisar las luces de tu auto todos los días, verificar que todas estén funcionando correctamente (delanteras, posteriores y direccionales), ya que, aparte de ser tu mejor apoyo en las noches, son las que guían a los demás conductores a saber si vas a hacer algún movimiento y, así, evitar percances.

Otros consejos importantes
Procura revisar la batería de tu vehículo mínimo dos veces al año. Este es uno de los elementos más importantes que posee y si presenta alguna falla, tu auto no encenderá de ninguna manera.

Por otro lado, también es recomendable invertir en un seguro automovilístico, pues tendrás mayor apoyo en casos de robo, accidente o daños graves a tu carro, solo asegúrate de seleccionar el que más se adapte a tus necesidades.


Refuerza tus conocimientos
Manejar con solvencia los asuntos de mecánica automotriz te permitirá entender mejor su funcionamiento general. Es aconsejable saber cambiar desde una llanta hasta ser capaz de comprar los repuestos más apropiados y de mejor calidad para tu automóvil; además, estarás menos expuesta a ser víctima de estafadores.