Tómese el tiempo para reflexionar y cambiar los aspectos que considere necesarios para crear su mejor versión.
Tómese el tiempo para reflexionar y cambiar los aspectos que considere necesarios para crear su mejor versión.

Las 8 cualidades de una mujer madura

Las mujeres maduras disfrutan hasta lo más sencillo

REDACCIÓN. El paso de los años siempre viene acompañado de experiencias buenas y malas que marcan la vida del ser humano; sin embargo, cada quien es responsable de los efectos que estos eventos tengan.

Yoselin Martínez, psicóloga y mentora de vida, afirma que un alto nivel de madurez no siempre está vinculado con la edad, todo depende de la educación, mentalidad, autoestima y metas que cada persona tiene.

“Una clara señal de que eres una mujer madura es cuando ya no estás dispuesta a sufrir y te enfocas en cuidar de ti misma, en disfrutar hasta lo más sencillo y te conviertes en tu prioridad”, señala la experta.

Cerrar ciclos tóxicos, vencer un vicio, alejarse de quien le hace daño, no guardar rencor, son parte del crecimiento individual y puede hacerlo a los 20 como a los 60 años, y no pasa nada. Martínez enlista las principales cualidades que una mujer madura posee.


1. Es Independiente
Una mujer capaz de sostenerse por sí misma, financiera y emocionalmente, es capaz de controlar todo a su favor, pues al no depender de nadie no teme vivir su propia vida, valora su privacidad y no se conforma con menos de lo que sabe que merece.

2. Enfrenta nuevos retos
La zona de comodidad va quedando atrás y los límites se van expandiendo. Experimentar cosas nuevas, tanto en el aspecto personal como profesional, es un gran paso en la vida de una mujer que ha alcanzado la madurez y se siente feliz de serlo.

3. Segura de sí misma
No permite que las opiniones ajenas influyan en su estado de ánimo ni en su amor propio, es otra gran característica de una mujer madura. Ella logra todo lo que se propone y camina siempre con la frente en alto, es expresiva y actúa con delicadeza.

4. Busca su felicidad
Entender que el amor propio es lo más importante para vivir tranquilamente es fundamental. Las mujeres maduras dedican tiempo de calidad a sus actividades favoritas y a sus personas favoritas porque es lo que llena su corazón de alegría.

5. Es consciente de la realidad
Las niñas sueñan con el príncipe azul que complete su cuento de hadas, en cambio, una mujer madura sabe que eso no existe. La vida real es dura y las personas no siempre resultan ser lo que aparentan, por lo tanto no crean expectativas fácilmente.

6. Sabe manejar sus emociones
En el pasado queda aquella mujer que se frustra por todo y que siente que el mundo le cae encima. La inteligencia emocional se vuelve un elemento importante, aprende a controlar el llanto, la risa y el enojo para el propio bienestar y salud mental.

7. Disfruta su sexualidad
“Utilizar su cuerpo como herramienta para lograr sus objetivos no está en los planes de una mujer segura”, explica la psicóloga. Al contrario, sabe que la intimidad física se vive con alguien que despierte sus deseos eróticos, sin forzarlo y sin sentir vergüenza.


8. Aprende de sus errores
Los tropiezos son inevitables, pero una chica que sabe lo que quiere nunca cometerá el mismo error dos veces. Busca mejorar constantemente y aprender cosas nuevas, se rodea de gente sabia, escucha consejos e ignora las críticas destructivas.