Fortalece a partir de hoy tu bienestar emocional

El estrés crónico, temor y ansiedad impera en las personas afectadas por las recientes inundaciones, son emociones que solo con ciertas conductas superarán.

La devastación causada por la tormenta tropical Eta en Honduras han dejado huellas profundas en las miles de personas afectadas por las inundaciones.

Para sobrevivir emocionalmente, la doctora Karen Caraballo, psicóloga clínica especializada en niños y familia, recomienda:

-Identificar y aceptar sus sentimientos. Nuestros sentimientos son nuestra guía en el camino hacia nuestro bienestar. Todas las emociones son necesarias, y cuando las rechazamos, las evitamos o intentamos olvidarlas nos puede afectar. La aceptación nos ayuda a ser conscientes de nuestras emociones sabiendo que no durarán para siempre.

-Es necesario reconocer que la experiencia del huracán todavía tiene sus secuelas y que por lo tanto debemos esperar reacciones como la ansiedad, tristeza, irritabilidad y miedo durante la temporada de huracanes. Es común que las personas que han experimentado situaciones traumáticas tengan expresiones emocionales intensas.
La meditación, escribir un diario o simplemente pensar de forma consciente son estrategias que pueden ayudarte.

- Comparte tus pensamientos y emociones. Expresar nuestras emociones es bueno para nuestra salud emocional y mental. Discute tus preocupaciones con otras personas de confianza y escucha las de ellos. Esto te ayudará a darte cuenta de que no estás solo y que lo que estás experimentando es un proceso normal.

- Enfocarse en el presente. Muchas veces, nuestra mente salta de un lado a otro, recordando el pasado o preocupándonos constantemente por el futuro. Cuando esto sucede generalmente nos sentimos inquietos y estresados.

Una estrategia muy efectiva para enfocarnos en el presente e interrumpir los pensamientos recurrentes es contemplar con los sentidos lo que ocurre a nuestro alrededor; por ejemplo, “5, 4, 3, 2, 1” es una técnica para calmar su ansiedad en cinco minutos o menos.

La técnica consiste en nombrar cinco cosas que puede ver, cuatro sonidos del lugar donde esté, tres cosas que pueda sentir, dos olores de su entorno y algo que pueda saborear.