Pilares del amor de las parejas felices

Más allá de la química o afinidad, hay detalles que las parejas felices hacen que permitirán que tu relación dure más

A menudo pensamos que nuestro actual amor es el definitivo y que esa persona con la que hoy estamos permanecerá hasta el final de los días, pero lo cierto es que la mayoría de las parejas no tendrán la frase de cuento: “felices para siempre”.

Solo basta mirar más allá de nuestro entorno para observar que cada vez hay más rupturas y más descalabros emocionales.

Hábitos de las parejas felices. El cuidado de la relación, más allá de la química de cada pareja, es muy importante para evitar el desgaste progresivo de esta. Una relación sana se basa en un patrón de expresión positiva, intimidad y conexión. Tiene como objetivo conquistar diariamente al otro.

Por ejemplo, sin necesidad de obsequiar algo material, quizá hasta costoso, puede dejarle una nota expresando gratitud. Recuerde que la validación y el sentimiento de aprecio son inherentes al ser humano.

Por otro lado, ante discrepancias o disgustos, las parejas sanas mantienen una actitud asertiva y tolerante, e incluso rara vez dejan que estos tomen relevancia.

La crítica, el desprecio y la actitud defensiva son muros de piedra que terminan por romper vínculos.

Una dupla en armonía mantiene comunicación asertiva y expresa lo que necesita y se aleja de los supuestos: “Si realmente me amara, sabría lo que necesito”, “él debería saber lo que hizo mal”... no caigas en estos pensamientos.

Tu pareja no lee tu mente. Es su deber comunicar su sentir y necesidades de forma empática y educada, no en modo reproche. Y finalmente, aprender a disculparse y perdonar es crucial para una existencia pacífica y sólida.

Los elementos más importantes en una relación, como la comunicación, confianza, intimidad, respeto, trabajo en equipo, cariño y lealtad, son necesarios para que una relación sea eficiente.

Hay muchas actividades que ayudan a fomentar estos aspectos, pero es de tener en cuenta que cuando varios de estos fallan difícilmente una relación puede ser plena y feliz.

Las relaciones de pareja en esencia existen para “sumarle” a nuestra vida y no para “restarle”, señala Antonio Escobar, psicólogo clínico.



Hábitos de parejas saludables


1. Tratan de enfocarse en los buenos momentos, en los pequeños detalles y sobre todo en las vivencias positivas para que no les quiten la felicidad a la hora de la intimidad.

2. No subestiman los pequeños detalles. Un simple “te amo” puede iniciar un gran momento de intimidad. A veces, los pequeños detalles son los más importantes.

3. Saben distinguir los conflictos o problemas que tienen solución de los que no la tienen y conversar de lo que no tiene solución, sin que eso termine en pleitos y rencores.

4. Apoyan e incentivan los anhelos y expectativas del otro, manteniendo siempre un clima emocional positivo con afecto, admiración y confianza entre ellos.