¿Tienes dudas de tu ciclo menstrual?

Cualquier cambio que experimentes con tu período es suficiente motivo para consultar

El síndrome de ovario poliquístico es una enfermedad en la que las mujeres tienen altos niveles de hormona masculina (andrógenos), lo que afecta la regularidad de su ciclo menstrual.

Se le conoce así porque está ligado a los cambios hormonales que dificultan al ovario la liberación de óvulos maduros. Al mantenerse el óvulo en el ovario se provoca un acumulación de líquido (folículos), lo que causa que las mujeres con esta afección tengan ciertos síntomas como acné, aumento de vello y piel grasa.

“El ovario poliquístico es un padecimiento común entre las mujeres. De cada 10 mujeres, una lo va a presentar”, expresa el especialista en ginecología y obstetricia y biología de la reproducción, Rafael Marín Medina.

“Es muy común que las pacientes que padecen de ovario poliquístico, al momento de acudir a un especialista, les digan que tienen quistes, y no son quistes, se les llama folículos, es decir son pequeñas esferas llenas de líquido que se ven en un ultrasonido en 3D”.

Este padecimiento no tiene cura, sin embargo, se puede controlar con tratamiento para evitar efectos secundarios a largo plazo como subir de peso paulatinamente, el exceso de vello facial y en abdomen, pecho y brote de acné en un periodo corto.

“Las pacientes se toman el tratamiento por 3, 4 o 5 meses y luego lo suspenden. Esto no tiene cura. La paciente que se le diagnostica ovario poliquístico debe llevar su tratamiento siempre, para evitar los efectos secundarios”.

Si no es tratado a tiempo, a largo plazo puede desarrollarse diabetes, problemas de presión o colesterol, e incluso cáncer de endometrio.

El especialista recomienda la práctica del ejercicio ya que ayuda a no subir mucho de peso, pero no erradica el síndrome del ovario poliquístico. Para llegar a ese diagnóstico, el ginecólogo recomienda hacer exámenes de laboratorio porque hay mujeres que tienen problemas de tiroides, prolactina, problemas suprarrenales y tumores que hace que no ovulen cada mes y se puede confundir el diagnóstico.

También, cuando ya se diagnostica es necesario reevaluarse, confirmar que se hayan hecho los exámenes necesarios, y recibir el tratamiento adecuado.“La mujer está feliz de que no tenga su menstruación cada mes, y rara vez llega a consultar por que es irregular, y lo que hay que decir es que es muy importante que si una mujer no regla cada mes, tiene que acudir a evaluación para iniciar el tratamiento adecuado, y que la causa más común de que no esté reglando cada mes es el ovario poliquístico”, expresa el especialista.

Una paciente debe acudir al médico para ver si tiene ovario poliquístico después de los 14 años, ya que los primeros dos años posteriores a la primera menstruación, que normalmente se presenta a los 12 años, suele ser irregular ya que el sistema neuroendocrino no está completamente maduro.

Después de los 14 años, la mujer debe reglar cada mes. Si una mujer comenzó a los 15 años su periodo menstrual, a los dos años tendrá que acudir a un especialista para explicar la importancia de iniciar un tratamiento de ovario poliquístico.

Toda mujer que no menstrúe cada mes, debe acudir a un ginecólogo para ser evaluada y, en caso de tener ovario poliquístico, iniciar su tratamiento para evitar los efectos secundarios a corto y largo plazo.

Medidas a seguir
1. Muchas mujeres piensan que el flujo incrementa durante la noche, sin embargo es una falsa ilusión. Expertos aseguran que el flujo seguirá siendo igual al resto del día, así que utiliza la misma cantidad de protección durante la noche.

2. No estés acostada, haz más actividades físicas. incrementar tu actividad física durante esos días es mejor que hacer reposo. Esta ayuda con los calambres, la ansiedad y el torbellino de emociones.

3. Evita consumir productos lácteos. Los productos como la leche, el yogur y los quesos poseen un ácido llamado ácido araquidónico, este ácido puede causar más calambres en la parte baja del abdomen.

4 .Aunque la caja de las toallas femeninas diga que las puedes usar por 8 horas seguidas (recuerda que eso es mientras duermes), es importante que lo cambies cada 3 ó 4 horas para evitar malos olores.

5. Evita las comidas con mucha sal. No consumas cosas altas en sodio. El aumento de sodio te hará incrementar la retención de líquido, la hinchazón y los calambres.