Consejos para elegir bien la comida de tu mascota

Su dieta tiene que contener proteína para construir y regenerar tejidos, en especial aminoácidos esenciales

Nutrir a tu mascota no es sólo proveerle comida, sino conocer sus particularidades, como edad, sexo, condición física y de salud, así como sus requerimientos específicos, detalla Fausto Reyes, director médico del Hospital Veterinario UNAM-Banfield.

"La base para poder decidir qué alimento (ofrecerle) es el veterinario, para poder ver ese tipo de requerimientos y entonces sugerir e indicar cuál es el ideal", asegura.

Su dieta tiene que contener proteína para construir y regenerar tejidos, en especial aminoácidos esenciales, apunta la Procuraduría Federal del Consumidor. También son vitales las grasas, pues brindan energía. Los aceites de pescado y la linaza, por ejemplo, son ricos en ácidos grasos, como omega 3 y 6, que influyen en la calidad del pelo.

Otros componentes son los carbohidratos, tales como arroz, maíz o trigo; fibras solubles, como la inulina; y probióticos para asistir en el funcionamiento de la digestión. Además, ingredientes que proporcionan vitaminas y minerales.

La Asociación Mundial de Veterinarios de Pequeños Animales sugiere examinar con detenimiento las etiquetas de información nutrimental para verificar si se trata de un producto con los nutrientes necesarios. Asimismo, para qué etapa está hecha (cachorro, adulto, en reproducción o adulto mayor, por ejemplo) y cuántas calorías contiene por gramo o porción.

Carlos Gutiérrez Olvera, profesor de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia (FMVZ) de la UNAM, considera que la comida casera es una opción viable siempre que se acompañe de la opinión de un especialista para evitar el desbalance de nutrientes, porque platillos sencillos, como arroz con pollo, podrían causar un problema en el desarrollo óseo debido a su bajo nivel de calcio.

Las croquetas, por el contrario, están diseñadas como un alimento balanceado, cuyo principal problema es que las personas no las guardan de manera adecuada. Deben mantenerse en un lugar seco y sin recibir la luz del sol.

"Alimentos de muy alta calidad empiezan a oxidarse y a perder sus nutrimentos aproximadamente al mes por tenerlos expuestos totalmente. Si están en un lugar adecuado, con la bolsa cerrada y en su propio empaque, ese alimento dura hasta tres meses", precisa.

3 formas de alimentar
La comida se puede dar de tres maneras, según Carlos Gutiérrez Olvera de la UNAM.

1. A voluntad: los animales tienen a su disposición la cantidad de alimento que deseen durante todo el día. Es útil cuando requieren mucha energía, pero puede causar sobrepeso u obesidad, en especial en los gatos esterilizados.

2. Controlado: se entrega cierta cantidad de veces al día por un tiempo definido. Es decir, se coloca el plato y se retira. Los gatos no pueden seguir este método porque ellos comen hasta en 20 ocasiones al día.

3. Racionado: se coloca en un plato la cantidad de alimento que el veterinario definió para que la mascota la consuma cuando le plazca. Si se da comida enlatada, tiene que proporcionarse en diferentes momentos del día porque si se deja sola, se deteriora.


Advierten riesgos
Las llamadas dietas de moda pueden ser contraproducentes:
+ La BARF (siglas en inglés de Alimentos Crudos Biológicamente Apropiados) consiste en dar alimentos crudos. En este caso, existe la amenaza de que lo que ingieran contenga microorganismos nocivos.

+ A base de verduras puede provocar deficiencias en gatos y perros, que no necesitan que más del 5 por ciento de lo que comen tenga fibra. Si la consumen en exceso, no pueden aprovechar otros nutrientes.