“Tips” para hacer una ensalada nutritiva

Las ensaladas siempre serán una gran elección para llevar una vida saludable

La nutrióloga Danori Carbajal explica por qué es tan importante comer sano. Una alimentación rica en nutrientes puede prevenir enfermedades como la hipertensión, obesidad, diabetes, gastritis y alergias, etc.

Ingerir alimentos con gran cantidad de aditivos químicos, hormonas, agrotóxicos, entre otros, puede también causar una serie de riesgos a la salud. Es recomendable comer sano para mantener la salud, un buen peso sin excesos y carencias.

Una alimentación saludable es aquella compuesta por todos los macro y micro nutrientes, que deben aportar macronutrientes como carbohidratos, panes, pastas, papas, yuca, cereales, grasas, aceites oleaginosos, aguacate, entre otras. Carbohidratos, proteínas y grasas como pescados, huevos, carne, pollo, pescado, entre otras. Micronutrientes, vitaminas y minerales, como frutas, verduras, legumbres, entre otros.

Ideas para armar una ensalada completa y nutritiva. Carbajal argumenta que la regla básica es que entre más colores le pongamos a las ensaladas es mejor, ejemplo: zanahoria, remolacha, lechuga, tomate, etc. Puede agregar también atún, quesos, pollo en fajitas, aceite de oliva y frutas. Aconseja que todos los días se coman ensaladas.

Consejos para llevar una vida sana: Es necesario desarrollar una serie de buenos hábitos que una vez adoptados con disciplina ayuden a mantener el equilibrio mental y emocional.

La nutrióloga recomienda que hagas un desayuno saludable, bebe agua, ejercítate, duerme bien, no seas cruel contigo misma, entre otras.

SR-ensalada2-200320(800x600)
Incluye verduras verdes como escarolas o berro en tus ensaladas

Beneficios que nos aportan las ensaladas

1. Nos aportan fibras. Esto contribuye para el buen funcionamiento del intestino. Agregar fibra a la dieta es sencillo, y una dieta rica en fibras puede brindar beneficios a largo plazo para tu salud y la de tu familia.

2. Aportan vitaminas y minerales. Son indispensables para el buen funcionamiento del cuerpo (ayudan a la reparación de los tejidos, al crecimiento y a la defensa de las enfermedades). Entre los minerales más importantes encontramos el sodio, el potasio, el calcio, el magnesio y el fósforo.

3. Contribuyen para la hidratación corporal. Hidratarse correctamente ayuda al perfecto funcionamiento de los diferentes órganos de nuestro cuerpo. Además, elimina las toxinas.

4. Nos aportan antioxidantes. Estas son sustancias naturales o fabricadas que ayudan a prevenir o retrasar algunos tipos de daños a las células. Se pueden presentar como componentes de alimentos (en frutas y verduras) o como suplemento dietético.