Pros y contras del ayuno intermitente

Famosos como Hugh Jackman, Ben Affleck, Tom Hiddleston y Elsa Pataky han popularizado este régimen

El ayuno intermitente se puede llevar a cabo de varias formas. Una de las principales metodologías es el ayuno de 16 horas, que consiste en establecer un horario donde se deja descansar al tracto digestivo al menos 16 horas seguidas. Y comer, sin seguir una dieta concreta, en las ocho horas restantes, de ahí uno de los nombres por los que se la conoce 16/8.

La nutricionista Levive Romero lo describe así: “El ayuno intermitente o restricción alimenticia es un término general que describe un período en el que alternan momentos de ayuno y alimentación.

No es una dieta en sí misma, aunque puede ser utilizada junto con una restricción calórica como una estrategia para la pérdida de peso”.

Beneficios. Estrellas del espectáculo como Hugh Jackman, Elsa Pataky y su esposo Chris Hemsworth, por ejemplo, la han popularizado atraídos por sus ventajas: la estimulación del metabolismo, el conservar la masa muscular y la reducción de la resistencia a la insulina.


Tipos. Las variaciones de la restricción la tornaron flexible, permitiendo opciones que se ajustan con las preferencias y gustos de los usuarios. Existen diversas variaciones, y entre las principales están: el ayuno intermitente que demanda la restricción de uno o dos días por semana, continuos o alternados.

El ayuno alternado exige restricción total por un día, seguido de realimentación al día siguiente, por períodos desde una o diez semanas. La dificultad de completar un día total de ayuno exigió su adaptación, surgiendo así el ayuno intermitente modificado, el cual consiente el consumo del 25-50% del gasto energético total en los días de ayuno, seguido de libre acceso a alimento durante los días de realimentación. Por último, el ayuno llamado Día es la más reciente denominación, que demanda restricción entre el 25-50% del gasto energético total durante cinco días consecutivos al mes.

Además, existen alternativas entre las dietas mencionadas, con variaciones donde las personas pueden consumir dietas sólidas, líquidas, bajas o altas en grasas, carbohidratos e hiperproteicas durante los períodos de restricción alimentaria. La duración de su práctica es muy diversa, pudiendo prolongarse de dos semanas a seis meses.

La evidencia científica en cuanto a este tipo de ayuno es controversial. “Algunos factores que podrían contribuir a la diferencia de los resultados son las variaciones entre regímenes alimentarios, duración del período de restricción y estudios que conducen a la pérdida de peso”.

Sin embargo, el ajuste calórico y educación nutricional, muestran tener similares resultados en cuanto a reducción de la masa corporal, siendo la forma más eficaz y recomendada de pérdida de peso a largo plazo.

Desventajas. “Una de las desventajas de este tipo de dieta son las consecuencias de la compulsión alimentaria que este ocasiona posterior al ayuno, provocando la consecuente recuperación de masa corporal y aumento del estrés”. Además, hay escasas investigaciones sobre sus efectos a largo plazo sobre el sistema nervioso central.

dra levive romero(800x600)
Levive Romero, Nutrición clínica, consultorio Hospital Cemesa



Recomendaciones. “Lo mejor es una alimentación balanceada que nos ayude a protegernos de la malnutrición en todas sus formas, así como de las enfermedades no transmisibles; entre ellas, la diabetes, las cardiopatías, los accidentes cerebrovasculares y el cáncer”, sugiere la nutricionista Levive Romero.

“Las grasas no saturadas (presentes en pescados, aguacates, frutos secos y en los aceites de girasol, soja, canola y oliva) son preferibles a las grasas saturadas (presentes en la carne grasa, la mantequilla, el aceite de palma y de coco, la leche, el queso, la manteca de cerdo); las grasas trans de todos los tipos, en particular las producidas industrialmente (presentes en pizzas congeladas, galletas, pasteles, obleas, y pastas untables), se debe eliminar su consumo”.

En una dieta balanceada se debe limitar el consumo de azúcar libre a menos del 10% de la ingesta calórica total.

“Mantener la ingesta de sal por debajo de 5 gramos diarios o 1 cucharadita de sal (equivalentes a menos de 2 gramos de sodio por día) ayuda a prevenir la hipertensión y reduce el riesgo de cardiopatías y accidente cerebrovascular entre la población adulta”.

Conclusión: No hacer este tipo de ayuno sin supervisión médica y, una vez alcanzado el objetivo terapéutico, dejar de seguirlo y volver a una dieta equilibrada.

sr-ayuno2-280220(800x600)
Lo ideal es llevar una dieta balanceada

Una dieta sana incluye lo siguiente

Frutas, verduras, leguminosas, tales como frijoles, frutos secos y cereales; por ejemplo, maíz, avena, trigo o arroz.

Al menos cinco porciones de frutas y verduras al día, excepto papas, yuca, camote y otros tubérculos feculentos.


Famosos seguidores

La actriz Elsa Pataky aseguró en el programa El Hormiguero, de Pablo Motos, que tanto ella como Chris Hemsworth, su marido, practican un ayuno de 16 horas al día.

El actor Hugh Jackman explicó que el ayuno intermitente del tipo 16/8 le permitió llegar al tremendo estado físico para representar a Wolverine. “Me siento con más energía y duermo mucho mejor”, aseguró el actor al Daily Star.