Dime qué te vas a poner y te diré qué aritos usar

No todos los aritos lucen bien en diferentes ocasiones. Antes de escogerlos, ten en cuenta cuáles van a ser tus planes

La clave para elegir los aritos es tener en cuenta la ropa, el peinado, la forma de nuestro rostro y la situación en la que los vamos a llevar.

Estos tienen que ir acordes a tu estilo personal a la hora de vestir. No tiene sentido que te pongas unos pendientes de flores rosas si tu estilo es gótico o unas tachuelas si te gusta ir con románticas faldas vaporosas.

Uno de los elementos de tu ropa que debe determinar si eliges una joya u otra es el escote. Por ejemplo, con los escotes en V quedan bien los pendientes alargados y finos, siempre que no sean muy excesivos.

Los extragrandes son tendencia, porque se los hemos visto a las famosas en las alfombras rojas y fuera de ellas. Sin embargo, aunque este tipo de accesorio de tamaño grande es perfecto para una noche de fiesta, no combina con tus looks deportivos.

Lo importante a la hora de elegirlos es no saturar el look, sobre todo en el día. Si lo que quieres es lucir tu collar más llamativo, elige unos aritos pegados y pequeños que te aporten elegancia.

Una de las cosas que más deberíamos tener en cuenta para elegirlos es la forma del rostro.

1. Los rostros ovalados, por ejemplo, le van cualquier tipo de aritos.

2. En cambio, los rostros cuadrados no son compatibles con los grandes de diseños angulosos. Opta por unos sencillos aros que redondearán tu rostro.

3. Si tienes un rostro con forma de corazón evita los pendientes terminados en pico porque enfatizan tu estrecha barbilla.

Será mejor elegir unos que sean finos y que vayan ensanchándose en la parte de abajo para contrastar la forma del rostro.

4. Los rostros redondos deben evitar esa misma forma en aritos. Son mejor unos largos y estrechos que alarguen la cara.

co-aritos2-131219(800x600)
Los Ear cuff llamativos son perfectos para los rostros redondos