Adopta creencias flexibles sobre tus deseos para no trastornarte por no obtener lo que quieres.

10 puntos sobre la psicología positiva

Suspende el pensamiento crítico, abre tu mente a nuevas ideas. Al enfrentar la adversidad es normal sentirse mal, pero no añadas ruido a lo malo

Desarrolla una actitud positiva hacia ti mismo, acéptate incondicionalmente. Celebra tu individualidad y respeta las promesas que te haces. Desarrolla una actitud saludable hacia tu cuerpo y tu estado de salud y ten autocompasión.

Desarrolla un pronóstico realista del cambio personal. Cuando tengas un problema, acéptalo, identifica la emoción que más te perturba, detecta tus creencias irracionales, desarrolla alternativas racionales y practícalas.

Asume tu responsabilidad personal, tus sentimientos dependen mayormente de las creencias que tienes de ti, de otros y de los eventos de la vida, y tú eres responsable de tus creencias.

Contar con un propósito de vida es uno de los aspectos que ayudan a las personas a sentirse plenas, satisfechas y felices, aseguran expertos.

1. Desde la perspectiva de la psicología positiva, la felicidad comprende varios elementos: el aspecto sensorial y emocional, que incluye las experiencias placenteras; el componente cognitivo, que se refiere a cómo evaluamos nuestra existencia y qué tan satisfechos estamos con ella, y el sentido de vida, al perseguir un propósito que vale la pena.

2. Establece que se puede cultivar la fortaleza mental para ser feliz y encarar las vivencias con más alegría. Para lograrlo, especialistas recomiendan apreciar lo positivo, ver el fracaso como enseñanza, fijarse metas y hacer ejercicio.

3. Las emociones negativas son consideradas como parte de la naturaleza humana, están aquí para que tomemos acción ante las situaciones. Se puede aprender a modular las respuestas ante el enojo, el miedo o la ansiedad para reflexionar antes de reaccionar.

4. La gratitud genera un doble efecto: quien la recibe se siente feliz y quien agradece experimenta los beneficios de esta emoción. También produce efectos positivos reconocer las cosas buenas del día antes de dormir.

5. En lugar de poner atención en lo negativo, la psicología positiva indica que hay que apreciar lo que funciona en las relaciones personales, en el trabajo y en la vida en general.

6. Varios estudios confirman que al sentirnos queridos y valorados se produce una sensación de bienestar. Observa tus relaciones personales y revisa qué es lo que puedes valorar de cada persona que te rodea.

7. Tener actividad física, alimentarse correctamente y descansar son tres elementos básicos para vivir en plenitud. A través de pequeños cambios, es posible mejorar los hábitos.

8. El mindfulness o los ejercicios de atención plena son indispensables no solo para controlar el estrés, sino para saborear más la vida. Un ejercicio es tomar descansos de 3 o 4 minutos para inhalar y exhalar.

9. Genera objetivos a corto, mediano y largo plazo. Para ser feliz es vital tener planes que alcanzar. Si uno es muy ambicioso, divídelo en metas más pequeñas que te permitan apreciar los avances y celebrar los logros.

10. Comprender lo que hace que nuestra vida trascienda y le da sentido es fundamental para alcanzar la felicidad. Para definir cuál es tu propósito puedes observar los elementos que te hacen sentir que aportas algo a los demás y al mundo.