Arriesga con un punto de sofisticación, y recuerda que la tendencia actual vive muy de cerca las prendas con flecos, el terciopelo, las plumas, las paillettes, mangas abullonadas.
Arriesga con un punto de sofisticación, y recuerda que la tendencia actual vive muy de cerca las prendas con flecos, el terciopelo, las plumas, las paillettes, mangas abullonadas.

Tips para verte guapa en la reunión de la oficina

¿Te agobia la agenda de festejos? Aquí unos tips para vestir en la fiesta de la oficina y citas familiares.

Tener una agenda social repleta de bodas, 15 años, graduaciones y fiestas de gala es muy divertido, sin embargo, a veces son tantas las celebraciones, que resulta difícil lucir un vestido diferente en cada una.

La famosa fiesta de la oficina puede ser de verdad agobiantes para muchas mujeres. “La regla de oro a seguir debe ser apostar por estilismos que aporten un toque diferente a los “looks” de trabajo que solemos utilizar normalmente”, propone Rebeca Ávila, experta en imagen y editora de Working Outfits.

Es el momento de atreverse con algunos elementos que no llevamos diariamente a la oficina, como prendas con algún detalle brillante o complementos como los pendientes, que añadan algo más de atrevimiento con un detalle menor.

Sugiere arriesgar con un punto de sofisticación, y recuerda que la tendencia actual vive muy de cerca las prendas con flecos, el terciopelo, las plumas, las paillettes, mangas abullonadas.

Ávila propone un equilibrio en un look de fiesta de día compuesto por una falda con pailletes o brillos, un collar llamativo y como contraste un sencillo jersey y cartera al que añadiría unos zapatos de salón en color nude.

Otra opción es apostar por un vestido más sofisticado que discreto en escote que “aunque parezca imposible, son fáciles de encontrar. Con unos sencillos ‘stilettos’ y cartera con el que conseguimos un estilismo redondo reutilizable durante las fiestas”.

Unos bonitos pantalones de cuero pueden ser la opción ideal para la cena de empresa. Con un toque diferente pueden ser otra alternativa para ir estilosa a los eventos corporativos. Acompañados de una camisa o un body bonito de terciopelo, sandalias y un clutch.

Y una última propuesta es el “little black dress”, el clásico vestido negro que siempre debe de haber en el armario, que como bien dice Karl Lagerfeld en su libro “El Mundo según Karl”, con él no se va ni poco ni demasiado vestida. “Es la opción más conservadora, pero acompañado de un collar joya, stilettos negros y clutch es el estilismo perfecto para cualquiera de las citas navideñas”.