Otra opción es aplicar un producto que sirva como base en la zona del párpado y luego maquillar con rímel.
Otra opción es aplicar un producto que sirva como base en la zona del párpado y luego maquillar con rímel.

¿Se te corre siempre el rímel debajo de los anteojos?

Te damos unos trucos para corregir este tipo de imperfecciones

Cuando llevas gafas, puede que el rímel se te desdibuje. ¿Por qué? A veces sucede que la aplicación no ha secado bien antes de que te pusieras las gafas.

La cosmetóloga Petra Waldminghaus nos recomienda maquillarnos dos veces con poca cantidad y dejarlo secar bien. "Es importante que el párpado esté seco y no recién humectado con crema", advierte.

Otra opción es aplicar un producto que sirva como base en la zona del párpado y luego maquillar con rímel.

De todos modos, es importante tener en cuenta la anatomía de la zona del rostro, porque si el maquillaje se te corre a menudo, puede que tengas párpados algo caídos, que rocen con la pestaña, y que ese movimiento permanente al parpadear vaya afectando el maquillaje.

En ese caso, lo ideal es que apliques una máscara a prueba de agua. "Esa puede ser una solución", apunta Waldminghaus. "Pero hay que tener en cuenta que esos productos no se llevan muy bien con las pieles más bien grasas. Si tienes la piel grasa, también se correrá el maquillaje". En ese caso, mejor optar por productos más duraderos.

Y, si bien parece bastante obvio, no olvidemos que los productos viejos o de mala calidad nunca son la mejor opción. Si ya hace tiempo que tienes el rímel en la cartuchera, mejor cámbialo. dpa