Cambios. Si notas que tu planta se ha ahogado, lo mejor que puedes hacer es cambiarla de tierra y de maceta.

Cuida las plantas de los efectos de la lluvia

Estos consejos te ayudarán a que tus plantitas sobrevivan a la temporada de lluvias sin problemas

La época de lluvias tiene un efecto negativo en el tránsito de la ciudad, pero puede ser beneficioso para los jardines y áreas verdes que allí se ubican.

Cualquier planta es apta para estar a la intemperie, pero especies como las crasuláceas (suculentas), cactáceas, árboles frutales y hortalizas son ideales.

A pesar de esto, existen ciertas precauciones y cuidados que se pueden tener para asegurarse de que el clima actual no afecte de manera negativa los jardines y plantas.

“Hay que revisar que no haya bloqueos en el drenaje para evitar estancamientos”, aconseja Ralph Luna, biólogo. “En contenedores y macetas conviene un sustrato con buena retención de agua, colocación de mulch (paja, ramas, hojas de poda), que ayudan a la retención de humedad”.

Si tu planta recibió mucha agua por la lluvia, evita volverla a regar hasta que realmente lo necesite. Para saberlo, mete un pequeño palito de madera o tus dedos aproximadamente unos 3 centímetros bajo la tierra.

Si sale seco, entonces es momento de regarla. Si sale húmedo, aún no es momento de darle más agua. Asegúrate también de ponerla al sol por unas cuantas horas para propiciar que su tierra se seque y revisa también que no expida ningún olor raro. Es indicador de un problema de drenaje.

Muchas veces, la lluvia cae con químicos que pueden dañar tus plantas y propician la aparición de bacterias u hongos.

Cactus. En el caso de los cactus y las suculentas, llévalas adentro y ponlas cerca de una ventana para que reciban la luz que necesitan.

Exceso. Si el agua inundó toda la maceta, lo primero que debes hacer es eliminar el agua que no fue absorbida. Si no lo implementas, tu planta podría ahogarse.