Algunas de las estrategias fiscalizadoras de las parejas paranoides son comprobar las llamadas telefónicas, aparecer en lugares donde se encuentra la pareja sin avisar, revisar los recibos de la tarjeta de crédito, revisar el celular, etc.
Algunas de las estrategias fiscalizadoras de las parejas paranoides son comprobar las llamadas telefónicas, aparecer en lugares donde se encuentra la pareja sin avisar, revisar los recibos de la tarjeta de crédito, revisar el celular, etc.

¿Qué es un hombre paranoico vigilante?

El trastorno paranoide se caracteriza por un patrón de desconfianza injustificada y sospecha hacia los demás.

Los pacientes con trastorno de personalidad paranoide desconfían de los demás y asumen que los demás tienen la intención de perjudicarlos o engañarlos, incluso cuando tienen una justificación escasa o nula para estos sentimientos, dice la psicóloga Delmy Dubón.

Se estima que 2,3 y 4,4% de la población general en Latinoamérica tiene Trastorno de Personalidad Paranoide (TPP). Se piensa que es más común en el sexo masculino.

Los hombres paranoicos-vigilantes son personas sumamente desconfiadas, viven rodeados de conspiraciones que se desarrollan de las formas más evidentes, aunque no se expresen a menudo verbalmente, lo que puede conducirles fácilmente a convicciones paranoicas de grandes proporciones y se mantienen en constante vigilancia, explica la especialista del Centro Integral Psicológico.

Los rasgos por los que podemos distinguirlos es que son pacientes reacios a confiar o desarrollar relaciones estrechas con los demás porque les preocupa que la información pueda ser usada en su contra, dudan de la lealtad de los amigos y de la fidelidad de su cónyuge o pareja.

Pueden ser extremadamente celosos y pueden cuestionar constantemente las actividades y los motivos de su cónyuge o pareja en un esfuerzo por justificar sus celos.

Es importante destacar que una mujer que vive en una situación así, puede ser prisionera y su carcelero es el hombre que ella ama, vive siempre bajo sospecha, siempre será acusada aunque no tenga razones para sentirse así.

Él siempre la hará sentir culpable y buscará cualquier motivo, estas mujeres son víctimas incluso de violencia doméstica debido a la desconfianza de su pareja. Según Dubón, unos de los aspectos que más destacan en las personas que han convivido bajo un paranoide es la dificultad para saber “cuándo algo está bien y cuándo no”.

Estas mujeres narran la tremenda ansiedad, el miedo y el estado de hipervigilancia que les exige. “Analizar los gestos faciales de la pareja se vuelve automático, como instinto de supervivencia”, afirma Dubón. Además se ve lacerada su autoestima, seguridad personal, así como su rendimiento laboral, familiar, social y sexual.

Se desconocen las causas del TPP, parece ser más común en familias con trastornos psicóticos, como la esquizofrenia y el trastorno delirante.

Algunas de las estrategias fiscalizadoras de las parejas paranoides son comprobar las llamadas telefónicas, aparecer en lugares donde se encuentra la pareja sin avisar, revisar los recibos de la tarjeta de crédito, revisar el celular, etc.

Consejos
Buscar ayuda psiquiátrica para medicarse y tener una vida más plena para ellos y sus familiares. Esto afianzándose con la ayuda psicológica que también es importante en este tipo de casos.

Ayuda psicológica, pues el diagnóstico se realiza por criterios clínicos. Este se realiza con terapia cognitivo-conductual. Permitiéndoles modificar conductas e ideas para poder mejorar su vida en pareja y familia.

Mejorar la comunicación con la red de apoyo médico, psicólogos y familiares. De esta manera el paciente tendrá una buena conexión en su entorno y le permitirá así mejorar.