Al incorporar el color negro en casa, además de ser elegante, regala guiños sofisticados en cualquier punto.
Al incorporar el color negro en casa, además de ser elegante, regala guiños sofisticados en cualquier punto.

Minimalismo en negro para decorar

¿Cuántas maneras existen para personalizar el hogar de un hombre soltero? Miles. Hoy vemos ideas con este clásico color

En este caso se decidió impregnar cada rincón disponible con la seducción monocromática que desprende el negro. Al incorporar ese tono en casa, además de ser elegante, regala guiños sofisticados en cualquier punto.

El sitio, con alrededor de 100 metros cuadrados, se originó de los deseos del joven propietario quien se dispuso a intentar la dualidad de un ambiente sobrio, pero a la vez, divertido.

"Fue un proyecto muy completo en el que escogimos hasta el último detalle de la ropa de cama, accesorios, vajilla y decoración. Buscábamos que todo reflejara la personalidad del cliente y esa fue la base de la que partimos para el diseño", comentó Krystel Boulos, cofundadora de C·37 Design Studio.

negro 2(800x600)
La decoración de este apartamento se hizo a demanda del joven propietario quien se dispuso a intentar la dualidad de un ambiente sobrio, pero a la vez, divertido.


Si bien la elección de esa tonalidad juega un papel decisivo en la atmósfera general del departamento, esto permitió ampliar la gama de contrastes con madera, laca, textil, metal y piel.

"El color fue el mayor acierto y, a la vez, el mayor reto para la propuesta. Lograr que a pesar de ser todo negro se viera muy acogedor al combinar las proporciones correctas de materiales y texturas", dijo la interiorista Mercedes Cano.

Ya una vez establecida la idea del pigmento, la tarea del taller de arquitectura interior fue arriesgarse y dejar como punto de partida el concepto varonil en cada estructura montada.

negro 3(800x600)
Se contrastó el negro con blancos y grises en la habitación



DETALLES EN ARMONÍA
Debido a que las dimensiones del emplazamiento son pequeñas se dividió el área social de la recámara con dos grandes puertas corredizas, las cuales, al abrirse, integran el par de estancias y amplían visualmente el espacio.

Una de las características principales es que la propiedad posee mucha iluminación natural, lo que resalta el matiz oscuro para proporcionar calidez. Así es como se inyecta un juego interesante entre la luz, sombra y contexto.

No obstante, la mezcla de la restringida paleta de colores y la materialidad simple fueron clave en el resultado del aire masculino que no sólo se ve en el lugar, sino que se transmite y se siente.

Por ello, se hizo uso de acabados mate, piel en los sofás, entablerados para los muros y madera en el piso, así como muebles entintados.

También los elementos distintivos, como lámparas sobre el comedor, el menaje, pocas pero bien escogidas piezas artísticas y las ilustraciones en la habitación, le aportan al estilo único y equilibrado de esta vivienda minimalista.

Cada uno de los utensilios fueron pensados para generar la experiencia ideal para el propietario y las visitas sin olvidar su función hogareña.

negro 4(800x600)
Si bien la elección del color negro juega un papel decisivo en la atmósfera general del departamento, esto permitió ampliar la gama de contrastes con madera, laca, textil, metal y piel.