Nuestra tarea es que ellos se sientan atendidos por nosotros, que se sientan especiales. Foto Istock

La rivalidad entre hermanos, ¿cómo evitarla?

Existen cuatro causas y una de ellas, los padres, sin darse cuenta, la fomentan

Hola, quiero hablarles esta vez de la rivalidad entre hermanos. Como saben, yo tengo tres hijos y son varones.

Los mayores viven peleando, pero hasta qué punto esto es normal. ¿Cómo debemos manejarlo?

Hay cuatro razones por las cuales surge esta rivalidad.

La primera es la posición. Mi hijo de en medio tendrá celos porque tal vez dirá: “Como él es el mayor, le dan permiso de más cosas y a mí no” o el mayor dirá: “Por qué él no hace tareas y yo sí, él mira más televisión”. Todas esas cositas generan celos y se agravan si no lo sabemos controlar.

Otra razón por la cual puede surgir la rivalidad es la atención. En mi caso tengo un bebé de un año, obviamente por ser el más pequeño requiere más atención de mi parte que sus hermanos. Pero quiérase o no, los otros siguen siendo niños y resienten que se le dedique más tiempo a uno que a otro.

Otra de las causas es la posesión. Los niños pelean porque “este juguete es mío”, “yo quiero ver mi programa de televisión”. Todo eso obviamente provoca rivalidad.

Y por último está la descarga. A veces una como mamá nos enojamos y nos desquitamos con uno de ellos. Y luego, el niño viene y se desquita con el primero que puede.

¿Qué podemos hacer para resolver esto? Tenemos que reflexionar: ¿Estaremos nosotros fomentando esa rivalidad?, ¿será que le estás poniendo etiquetas a tus hijos?: “él es el inteligente o él es el enojado”. Tal vez sin darte cuenta tienes y manifiestas favoritismo por uno.

Eso hará que el otro sienta celos hacia su hermano y eso lo marcará toda su infancia. Corrige eso. Les aconsejo dedicarle 15 minutos mínimo al día, a cada uno de sus hijos. Un tiempo a solas para fortalecer su vínculo.

Síguela en Facebook: Pashion by Mónica
También puedes escribirle al correo pashion504@gmail.com