Muchas mujeres prefieren usar escoba, pero es un hecho que si barremos el polvo se esparcirá. Les recomendamos aspirar la casa y luego barrer para recoger todos los residuos que pudieron quedarse en el piso.

Errores que mantienen tu casa empolvada

Convertir tus tareas domésticas en un ritual de relajación es sano y útil tanto para la limpieza en tu hogar como para tu equilibrio interior

Si pasas aseando y siempre tienes la impresión de que el sucio no se va, es posible que realices la limpieza de manera desordenada.

Si comienzas a asear siempre de abajo hacia arriba, ya que te es más sencillo, es un gran error. Es necesario empezar de arriba hacia abajo para que todo el polvo vaya cayendo y finalmente podamos recogerlo, si no, será doble trabajo y terminaremos muy cansadas.

Otra gran razón por la que se llega a acumular el polvo es porque no limpiamos la casa. Recuerda que para que los muebles no se empolven es necesario llevar a cabo una vez a la semana limpieza profunda o aspirar.

Si eres de las personas que dejan la ventana abierta todo el día, déjame decirte que lo único que ocasionas es que el polvo tenga un acceso más fácil a tu hogar.

¿La solución? Ventila tu casa durante 10 minutos y hazlo por zonas, de esta forma tu hogar no olerá mal y el polvo no se meterá. Para eliminar el polvo aspira al menos dos veces por semana, posteriormente barre cada habitación y área de tu casa que lo requiera y trapea, usando un jabón especial para pisos.

co-hogar2-100120(800x600)
Los plumeros, por ejemplo, generan más polvo en tu hogar. Lo mejor es usar paños, trapos o plumeros de microfibras, ya que la suciedad se pegará y podrás limpiar de manera correcta.
co-hogar3-100120(800x600)
Los zapatos son elementos que meten el polvo en la casa, mi recomendación es que antes de entrar te los quites y los coloques en algún área ventilada o afuera de tu hogar si tienes espacio.