Que los abuelos disfruten también

Así como hay personas de la tercera edad que aman esta temporada, hay otros que solo desean que se acabe de una vez

EEUU. De seguro ha oído un caso similar o incluso tiene uno en la familia: por cada abuelito o ser querido de la tercera edad que ama las fiestas decembrinas, hay otro que solo desea que se acaben de una buena vez.

¿Por qué existe este fenómeno en la llamada época más feliz del año?
La respuesta se encuentra, principalmente, en la calidad de los lazos de afecto, explicación que aplica tanto en el caso del adulto mayor como en el resto de la población, señala el psicoterapeuta y especialista en desarrollo humano José Francisco Sánper.

“Los que tienen una familia dividida o dificultades familiares suelen no disfrutar estas fechas porque (éstas) propician el encuentro con seres queridos, mientras que los que se llevan bien con (la gente) aprovechan las fechas para disfrutar la convivencia.

“Una vez más hablando de la población en general, sí existe una tendencia a presentar un estado depresivo, donde nos referimos a un periodo de semanas con estado de ánimo bajo, que se caracteriza por tristeza, afectación en la funcionalidad y en los pensamientos”.

No obstante, agrega el profesor de la Facultad de Medicina de la UANL, en el caso de la gente de la tercera edad, este estado tiene matices que se necesitan conocer para saber cómo hacerles frente.

El especialista Sánper aclara que no es que los adultos mayores sean más propensos a caer en estado depresivo durante las fechas decembrinas, pero sí señala que existen tres factores que se relacionan con esta situación de melancolía y tristeza.

“Uno (de los factores) son los lazos familiares, otro es la convivencia y la comunicación que se tiene con los seres queridos y el último es la pérdida de actividad y de funcionalidad, que afecta el autoestima y la salud emo

Hazles saber que importan.La recomendación más importante para favorecer la salud mental del adulto mayor es hacerle ver que es un miembro importante para la familia, comparte el psicoterapeuta. “El adulto mayor disfruta mucho de contar su vida, entonces le podemos preguntar. También podemos escuchar música de sus años de juventud”.