Enséñales a tus hijos a hacer galletas de jenjibre

La galleta de jengibre es uno de los postres clásicos de la temporada decembrina y son muy fáciles de hacer

Santa hace un gran viaje desde su fábrica hasta tu hogar y, seguramente, cuando llega a tu árbol, está hambriento.

Colocarle un vaso de leche y algunas galletas es ya una tradición.

Te presentamos dos recetas navideñas para lucirte.Prepararlas en familia puede ser un excelente pretexto para pasar tiempo juntos y divertirse, sobre todo si le apuestas a decoraciones más allá de lo normal.

Galletas de jengibre. Se crearon en Europa, pero el ingrediente principal es una raíz de China.

Por lo difícil que en el pasado resultaba conseguir ese insumo, se consideraban un lujo y, en fiestas medievales, se regalaban con la forma de flores, pájaros, animales o armaduras.

Luego, el relato de Hansel y Gretel de los hermanos Grimm le dio fama a esta preparación, pues sus protagonistas se encuentran un hogar hecho de jengibre en el bosque.

A esa historia, incluso, se le adjudica que a veces se presente como una casita.
Ahora, son un ícono de la temporada; tal vez recuerdes a la galleta que aparece en Sherk: Jengi, con sus botones de gomita, quien es todo un aliado del ogro.

El Récord Guinness al muñeco de jengibre más grande del mundo se logró en Noruega, en 2009. Pesaba 651 kilos y se horneó en una sola pieza.

co-mama3-201219(800x600)
Compra moldes con diferentes figuras de temporada


Ingredientes
425 gramos de harina
1 cucharada de jengibre en polvo
1 cucharada de levadura en polvo
1/2 cucharada de canela
1/4 cucharada de clavo molido
150 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
100 gramos de azúcar morena
1 huevo
150 gramos de melaza (también llamada miel de caña)
1/2 cucharada de bicarbonato
1 pizca de sal

Preparación
+ Mezclar los ingredientes secos (harina, jengibre, levadura, canela y clavo).
+ Batir la mantequilla con el azúcar y la melaza e incorporar el huevo.
+ Agregar la mezcla de ingredientes secos. Reservar a temperatura ambiente por dos horas.
+ Poner harina sobre una superficie plana y estirar la masa con un rodillo; cortar las figuras.
+ Hornear de 11 a 15 minutos, a 180 grados centígrados.