Jarrones y cojines Son buenos aliados para usar colores que contrasten con el tono base de la decoración.

Paredes y muebles en completa sintonía

Domina el arte de combinar los colores para crear cálidos ambientes en tu hogar

Si deseas darle un nuevo rostro a tu casa comienza por armonizar los colores de los muebles con las paredes.

No resulta nada fácil en especial si ya tenemos un menaje completo. Para no gastar mucho dinero puedes ir gradualmente haciendo cambios de muebles o adornos y reacondicionar los que ya tienes.

Elegir el color de las paredes de casa es siempre una tarea complicada y para evitar caer en errores decorativos te ofrecemos algunas recomendaciones para acertar en la elección.

Identificar el color con el que decorarás la estancia teniendo como referencia la totalidad de colores presentes. Ten en cuenta que el color de las paredes constituye el 60% de los tonos de la habitación.
Elige el color base y, a partir de éste, elegir los dos o tres colores principales que responderán a los tonos del mobiliario y complementos.

Llegado el momento de elegir la tonalidad es importante que los colores sigan una armonía y homogeneidad.

Si quieres que las paredes de tu casa o departamento tengan una transformación más notable puedes modificar su tono antes de aplicar vinilos, por ejemplo. Esta es otra original manera de renovar las paredes.

co-hogar2-200418(800x600)
Puedes usar papel tapíz también


Los colores y sus combinaciones
El blanco
Es el color neutro por excelencia. Además, combina a la perfección con cualquier decoración y cualquier tonalidad.

El gris
Se trata de uno de los colores de moda. El gris, un color muy moderno, se presenta tanto en tonalidades calientes como frías. Asimismo, el gris combina con colores brillantes como el rosa, el azul y verde.

El negro
Éste es uno de los colores de moda para los muebles. Sin embargo, debes emplearlo con moderación en las paredes. Así, por ejemplo, puedes utilizarlo para resaltar determinados detalles arquitectónicos del mobiliario.

El amarillo
Hablamos de un color muy vivo que combina a la perfección con colores intensos y fuertes como, por ejemplo, el rojo, azul, negro y verde; y tonos fríos como el gris, blanco y azul claro.

El verde
Este tono combina con el rojo y distintos tonos como el azul, el rosa y los diferentes tonos de marrón. Es perfecto para decorar el baño y la cocina.

El rosa
La combinación de salmón y rosa te brinda un gran resultado en la decoración del hogar. Se trata de un color perfecto para superficies pequeñas, especialmente, combinado con el fucsia o el rosa intenso.

El rojo
Es conveniente utilizarlo de manera limitada en la pared y resulta, además, perfecto para combinarlo con tonos como el blanco, el color dorado, el azul, verde o negro.

El púrpura
Puedes combinarlo, en este caso, con tonos como el blanco, negro o, incluso, los muebles de madera lacada.