Bienestar: terapias para su peludo

Conozca algunas terapias y tratamientos para aliviar padecimientos comunes de su perro

Alivie las enfermedades

REDACCIÓN. Cuando se trata de que las mascotas estén bien, las opciones son cada vez más diversas y especializadas. Fisioterapia, homeopatía, acupuntura y otras opciones afines están disponibles hoy para ellos, explica Susanne Rodekohr.

“Al momento de que se dice ‘terapias alternativas’ es una expresión que suena a que sólo hay una u otra opción, y así no es. Todo lo que manejamos con la medicina terapéutica complementaria es eso: ‘complementa’ los tratamientos convencionales”.

Dentro de estas posibilidades se encuentra la acupuntura, contra el dolor o inflamación; homeopatía, para problemas neurológicos o gastrointestinales; e incluso Flores de Bach u ozonoterapia, por mencionar algunos.

“Muchas veces es una combinación de varias terapias, puede ser una neurocirugía de columna y luego el animal puede tomar fisioterapia o rehabilitación, acompañada con homeopatía o medicina tradicional; no se excluye, eso es lo importante”, dice la médico cirujana.

Cada animal es diferente, por ello, una evaluación oportuna es el primer paso para saber si el paciente es candidato para uno de estos tratamientos, los cuales no sólo son efectivos para la salud física, sino también emocional.

“Tenemos que entender lo que les pasó, a veces los propietarios están desesperados porque su perro hace o no hace alguna cosa, o ladra, hay que hacer énfasis para que comprendan a los animales”. En ese sentido, la fisioterapia abona una posibilidad de modificar conductas contraproducentes en los animales.

Muchos temas de agresividad en los pacientes se deben a dolor; algunos problemas del comportamiento que podríamos abordar con la fisioterapia pueden ser depresión, ansiedad o agresividad, incluso déficit de atención en los perros geriatras.

¡Al baño!. La veterinaria Itzi Hernández aconseja no descuidar el ‘grooming’, pues más allá de estética aporta beneficios a la salud.

Por ello, cuando se trata de perros, se recomienda bañarlos cada 15 días, y con los gatos, una vez al mes, aunque los tiempos varían según las necesidades del animal e incluso de los propietarios.

Además, en caso de que se requiera de un baño medicado, estos deben realizarse con productos naturales e hipoalergénicos.

Muchos de los problemas de piel y pelo vienen desde un cuidado de champú y alimentos, es importante que tengan nutrientes; como nosotros cuidamos nuestro pelo también tenemos que hacerlos con nuestras mascotas”.